Pingüinos 2018. Bienvenidos de nuevo.

Y llego el día 11 de Enero de 2018, y con él la 35 edición de la concentración Pingüinos. Por segundo año consecutivo las instalaciones de la antigua Hípica de Valladolid, albergaron el área de acampada, zona de conciertos, bares-restaurantes y tiendas.

La cifra final alcanzó los 28.114 inscritos, siendo el segundo mejor registro desde la histórica cita de Simancas del 2008. Consolidando el regreso de la concentración tras la cancelación de 2015 y la no organización de 2016.

Pinguinos se afianza de nuevo en el calendario y las cifras no dan margen a mucha discusión, pero vayamos por partes y centrémonos en Pingüinos 2018.

Desde nuestro personal punto de vista, Pingüinos marca y evento, se ha recuperado para Valladolid, y vuelven a ser noticia a nivel mediático.

El área de acampada parece no crear polémica con grupos externos, pero sigue teniendo deficiencias a mejorar, falta zona arbola, el pinar es pequeño para tantos acampados. Se llego a comentar de asfaltado, pero no había nada asfaltado, a lo sumo el jueves había una apisonadora pasando el rodillo por los caminos trazados del año anterior. La zona de duchas las mismas del año anterior y no hay WCs repartidos por la zona de acampada.

Muy bien el guarda cascos, colmao, “badulake”. Un sitio para todo.

La plaza, zona de conciertos y bares, era la misma de 2017, parece adecuada por dimensiones para albergar los conciertos.

El espacio reservado para tiendas, ha mejorado en lo concerniente al pasillo central, ganando en anchura y no “plantando” un pino a la entrada de este como el año anterior.  Se vieron unas cuantas más.

Una noticia que ha surgido este fin de semana desde el Ayuntamiento de Valladolid, es que se está estudiando la posibilidad de una feria de la moto que pudiera celebrarse en las mismas fechas que la concentración motorista invernal Pingüinos. El tema parece estar en pañales todavía, pero sería muy bienvenido para crear más atractiva esta concentración. Ni feria de Madrid, ni de Barcelona, la mejor presentación del mundo de la moto por fechas y en un marco 100% motero está en Valladolid. ¿Por qué no?

Y para despedir esta 35 edición, recordar el desfile de banderas del Sábado 13 por la mañana, día desapacible, con lluvia, momentos en que se convirtió en aguanieve, pero para los espectadores que paraguas en mano se dieron cita, disfrutaron de ver durante un poco más de una hora el paso de motos y moteros.

Así que venga, al lío, ¡marchando una de fotos!

Y para terminar, Coco nos explico la diferencia entre, seco y mojado.

Una crónica y fotos de Albert Roldán©

Anuncios

Sierra pobre de Madrid.

En estas fechas navideñas o prenavideñas que uno ya no sabe que decir, desde que venden los turrones a finales de septiembre, vamos a rescatar una ruta que tenemos en el tintero desde el mes de octubre.

Espero que para los que lo leáis os sea de interés y despierte la curiosidad por visitar la zona que vamos a rutear. Así que arrancamos con el clásico, primera y rock&roll.

Salimos de Valladolid camino de Cuellar por la Autovía A-601 atravesando la Tierra de Pinares, pasando cerca de localidades con castillos interesantes como Portillo (Valladolid) o la propia Cuellar (Segovía) y adentrándonos por la carretera SG-205 en el mar de pinares, una gran masa vegetal de pinus pinaster y pinus pineas, que son en su mayoría pinos piñoneros y resineros. Resumiendo te vas a “jartar” de ver pinos.

No os vamos a engañar la carretera desde que nos desviamos de la autovía a la altura del polígono industrial de Cuellar en dirección Cantalejo y hasta llegar a Cerezo de Abajo es un rollo y tiene cierto peligro, al sumar largas y tediosas rectas rodeadas de pinos y la posibilidad de que se te cruce algún corzo, zorrillo o incluso algún jabalí.

En Cerezo de Abajo, tenemos gasolinera de Repsol, y también encontraremos una estación de Shell subiendo Guadarrama. En caso de ir escasos de combustible recordar que pasados estos dos puntos vamos a tener muchos kilómetros por delante sin poder repostar, así que no desaprovechéis la oportunidad.

Subiremos el muy transitado puerto de Guadarrama y pasada la localidad de Robregordo, nos desviaremos por la primera salida a la derecha, para pasar por debajo de la autovía A-1 en dirección Horcajo de la Sierra por la M-143.

Desde este punto podemos optar por recorridos a cual más interesante, como el de la M-811 dirección La Hiruela o como en nuestro caso ir en dirección al Puerto de La Puebla M-130 pero através de Montejo de La Sierra por la M137, que también nos llevará al Puerto de La Puebla.

El puerto de la Puebla está situado en plena cadena montañosa del Macizo de Ayllón a 1.636 metros de altitud. Su cima está en el kilómetro 27 de la carretera M-130.

La M-130 es una carretera con asfaltado correcto y con escaso tráfico, pero que si es frecuentado por los amantes de la moto. Atraviesa de norte a sur la Sierra del Lobosillo, para desembocar en el Valle de la Puebla , a unos 1.100 metros de altitud, rodeado de  montañas de casi 1.900 metros, como el Pico Tornera de 1.865 metros.

Parada recomendable en este tramo de la ruta es el Mirador Sierra de Guadarrama (no tiene nada que ver con el Puerto de Guadarrama), desde el cual tendremos dos preciosas vistas, a nuestra izquierda (según nuestra ruta) veremos una llanura (depresión) rodeada de los relieves de Somosierra y de los Montes Carpetanos. Con buen tiempo podemos ver la cima del Peñalara de 2.429 m.

Y a nuestra derecha podemos visionar la Sierra del Lobosillo y un buen tramo de la carretera que nos llevará a Puebla de La Sierra.

Sierra del Lobosillo

Sólo contaré que disfrute mucho la subida al puerto, la bajada, y las curvas hasta Puebla de La Sierra. Diría que ha sido un acierto la elección de esta carretera.

Acompañados Dora (mi moto) y yo por una casi constante soledad del camino, alterada sólo por un grupo de motos, llegamos a la localidad anteriormente citada y los únicos viandantes que encontramos son más moteros que llenan la localidad aparcando sus motos en las estrechas calles y abarrotando el bar de la Plaza de la Iglesia. Bonita localidad esta, de casas sencillas pero de recias de piedras.

Puebla de La Sierra (Comunidad de Madrid-Spain)

La M-130 continua, y empieza a retorcerse al adentrarnos en la Sierra del Rincón, puro placer motero. En una de esas curvas encontramos un mirador que nos descubre un paisaje roquero rodeado de masa boscosa formada por matorrales y encinas, sobrevolada por buitres leonados.

Sierra del Rincón

Si se observa con atención a través del objetivo de la cámara y si se llevan prismáticos supongo que mejor, en las paredes rocosas cercanas, se pueden llegar a ver nidos de buitres. Parece ser que una de las poblaciones de buitres más importantes de Europa se asienta en esta zona.

Volvemos con Dora a la M-130 para terminar con esta carretera, que surca  un maravilloso paisaje, de piedra, pinos de repoblación y una calzada que va estrechándose y ganando petachos en cada kilómetro que avanzamos para llegar a Robledillo de la Jara para tomar la M-127 confundiendonos inicialmente al ir en dirección norte, cuando queríamos ir en dirección oeste a Lozoyuela por la M-135.

Por esta zona norte de Madrid nos cruzaremos con unos cuantos embalses y presas que en estas fechas de Octubre de 2017 ya notaban la escasez de agua. Como esta de la foto cerca de Cervera de Buitrago.

Entre Lozoyuela y Lozoya la carretera M-604 con tráfico, pero fluido nos dejará en la M-637 y a los pies de uno de los mejores momentos de la ruta, la subida por la vertiente sur del Puerto de Navafría de 1.773 m. entre pinos, helechos y olor a madera. Déjate fluir entre curvas.

Una vez bajado el puerto y llegados a la localidad segoviana de Navafría tomaremos la N-110 hacia Segovia y a partir de aquí autovía aburrida hasta Valladolid.

Resumiendo el día; llegamos a la conclusión que la zona norte de Madrid, tiene muchas y buenas opciones de rutear. Para los madrileños es un lujo a un paso de casa, para los de otras provincias en este caso nosotros que venimos desde Valladolid, nos tenemos que hacer más de 200 kilómetros de enlace, pero merecen y mucho la pena.

Seguro que volveremos y la próxima vez en grupo y con todos los roZacunetas por la misma ruta, aunque también tiene su gracia cruzarse con los amigos KTM que andan en sus concentraciones allende nuestras carreteras ¿qué te parece Scooby?

Una crónica + fotos de Albert Roldán©

En Valladolid no hay curvas. Solo rotondas.

Hoy toca ruta por la provincia. Ya que andamos un poco parados hago este pequeño relato. Es una descripción de la ruta mas que un relato al uso. Vamos a ello.

Cuando no dispongo de tiempo y quiero dar una vuelta, suelo hacer esta ruta de unos 160 km. En Valladolid no tenemos puertos de montaña, ni tramos de curvas lo suficientemente largos como para divertirnos , así que nos tenemos que buscar la vida, a esta ruta coloquialmente la llamamos, Peñafiel al revés.

De el barrio Las Flores sale la carretera que lleva hasta Renedo de Esgueva, se pasa por la finca Casasola, muy de moda últimamente en los veranos.

http://www.cerveceracasasola.com/

Pasad Renedo de Esgueva y seguid hasta Villabáñez, atentos aquí para desviarnos a la izquierda y buscad Villavaquerín, después llega Castrillo-Tejeriego. Aquí encontrareis un corto tramo de curvas lentas, lo mas parecido a un puerto, lo justo para subir y bajar un páramo, llegareis a Piña de Esgueva. Estad atentos al desvío que sale a la izquierda al principio del pueblo.

Si habéis llegado a Piña, cojonudo, si por el contrario os pasasteis el desvío, ahora andaréis por Villafuerte, o no, quien sabe.

Sigo con la ruta.

En Piña veréis un cartel que indica Valladolid, lo seguís hasta salir del pueblo donde llegareis hasta un Stop, ahí tenéis que tirar hacia la derecha por la VA-140 buscando un cartel que indique Peñafiel, Villafuerte. Al llegar a Villafuerte indica Peñafiel. Ahora no hay perdida ya que es todo recto hasta Pesquera de Duero y Peñafiel.VA-101.

De Peñafiel id en busca de Cogeces del Monte, VA-210. Para saber que vais bien, mirad por el espejo y si aparece el castillo es buena señal, o no…

Castillo de Peñafiel (Valladolid-Spain)

Estaréis por un tramo muy rutero, muy “adventure”. Tratándose de Valladolid. Cuando lleguéis a Cogeces girad a la derecha dirección Quintanilla de Onésimo, después de una eterna recta tenéis que encontrar unas de las joyas de esta ruta.

Un pequeño racimo de curvas lentas con otra recta que hará que enlacéis con la ultima tanda de curvas lentas de la ruta. De lo mejorcito que tenemos por aquí, y no es para tirar cohetes. En Quintanilla pasad el puente renacentista en busca de Olivares de Duero.

Seguid ruteando y girad a la izquierda, os llevara hasta Villabañez, si lo habéis hecho bien habréis cogido la VP-3001. Luego llegara Renedo de Esgueva y Valladolid.

Por si os habéis liado con tanto dato, pido al editor que edite un mapa en condiciones de la ruta.

He dejado y pasado por alto algunas cosas que mas adelante tratare con mas detenimiento, ya que esta ruta transita en parte por unas de las zonas vinicolas mas importantes del mundo.

Y por ello, estamos preparando una trilogía que llamaremos: Rutas con denominación de origen. Estad atentos.

 

Vs. Reportado by Scooby.

Sierra de La Cabrera; Segundo asalto.

Pues sí amigos, los que seguís el blog (los que acabáis de llegar ya os lo cuento yo) recordaréis que en agosto de 2016 roZacunetas ya realizo una incursión por la comarca de La Cabrera, sur de León.
Y como bien señale en dicha ocasión, me quedé con ganas de completar en su totalidad la LE-164, y de paso recorrer toda la comarca por sus principales vías.
Así que para eso estamos aquí. ¿Preparados?
Al Lío:
Domingo 22 de octubre de 2017, a las 8 de la mañana partimos desde Valladolid (Spain) dos motos, V Strom 650 (Rubas) y Yamaha Fazer 600 (Carlos).
 
Al Igual que en la otra ocasión el trayecto Valladolid – Castrocontrigo lo realizamos por las mismas carreteras. (ver enlace)
Así que comenzaremos a partir de aquí.
Sobre las 10 h ya estamos en Castrocontrigo, parada a tomar café y recuperar algo de calor. El día amanece muy frío, el camino hasta aquí lo hemos hecho todo el rato a unos 5 o 6 grados.
 
Antes de salir de Castrocontrigo, nos desviamos a la derecha por la LE-126 dirección Truchas.
Nada más tomar la carretera ya empiezas a disfrutar.En escasos 10 km llegamos al alto del Carbajal de 1341m de altitud.
Por delante unos 7 km de espectacular bajada hasta la población de Quintanilla de Losada.
Lástima que la vegetación fue arrasada por los grandes incendios ocurridos en agosto de este mismo año. Y como nos dijo un parroquiano: “” y esto solo es lo que se ve“”.
Se aprecia como en algún punto el fuego atravesó la carretera dejando los guardarrailes abrasados.
Una catástrofe ambiental sin duda.
Una vez pasada Quintanilla la carretera mejora más si cabe. Un sinfín de curvas enlazadas y algún que otro tobogán, y así tras unos 10 Km nos plantamos casi sin darnos cuenta en La Baña, dónde tomaremos dirección norte por la LE-164.
Fuerte rampa de subida al iniciar el desvío. Unos 5 kilómetros más adelante coronamos el Puerto de las Gobernadas con 1410 m. de altitud. A continuación, curvas y más curvas.
Poco después de pasar Sigueya, (tramo espectacular), paramos en un paso sobre el río Cabrera a tomar alguna foto y un refrigerio.
 
Aprovecho aquí para contar que si se dispone de algo de tiempo, en la cercana localidad de Llamas de Cabrera se puede realizar una pequeña ruta de senderismo por un antiguo canal excavado en la piedra por los romanos. Se usaba para desviar el curso del río Cabrera y así poder acceder a los sedimentos acumulados en el pozo de Moyabarba, obteniendo el oro por la técnica del bateo.
 
Después de la parada continuamos camino, ¿y qué decir del resto de la LE-164?: pues qué queréis que os diga, me encanta, podría ser la carretera motera por excelencia.
Está bien, a lo mejor me he pasado jajaja. Eso si, reúne un montón de buenas características: un sinfín de curvas, subidas, bajadas, bonito paisaje, vegetación, nada de circulación, asfalto en perfectas condiciones, pueblos perdidos…..¿que más pedir?, solo se me ocurre una cosa, tenerla al lado de casa, jajajaja.
LE-164
Poco antes de llegar al final de la LE-164, en la localidad de Vega de Yeres, nos topamos con un par de bonitos castaños, y también un montón de castañas.Y claro, no pudimos desaprovechar la oportunidad.
Una vez llegamos a Puente Domingo Flórez, que administrativamente ya pertenece a la comarca del Bierzo, abandonamos la LE-164 para tomar la N-536 dirección Ourense.
Poco después de rebasar esta población ya nos adentramos en la provincia de Ourense, concréetamente  en la comarca de Valdeorras, dejando a nuestra derecha la Presa de Pumares (1970), de uso hidroeléctrico, y qué embalsa las aguas del río Sil.
Continuamos por la misma vía hasta la localidad de Sobradelo donde nos detenemos a admirar dos de sus puentes.
El puente de piedra roja de Sobradelo, que se empezó a construir en el siglo XVI. Consta de 7 arcos, de los que se nota que el arco central está reconstruido, ya que el abad de Casoio, José Ramón Quiroga y Uría, que dirigió las tropas en la guerra de la independencia, lo mando destruir para que las tropas francesas no pudiesen cruzar el río Sil.

También, sobre el río Casaio se encuentra un hermoso puente de un solo arco, con una altura de 9,80 metros y 4,60 de ancho y 8 metros de luz) construido con piedras de pizarra, colocadas verticalmente, que data de la época romana, y que unía caminos secundarios de la Vía Nova o Vía XVIII. Aun hoy le quedan sobre el puente restos de la vivienda que hubo sobre él, hasta que una crecida la llevó.

En el centro de la localidad de Sobradelo tomaremos desvío a la izquierda por la OU-122, y a escasos metros en el margen derecho de la carretera podemos ver la pequeña Presa de Casaio (1971), que embalsa las aguas del río con el mismo nombre.

La OU-122 nos llevará a coronar el Puerto de Fuente de Cueva (Fonte da Cova), con 1.850 metros de altitud.

Desde la década de los años 1930 este lugar era conocido por los pioneros del esquí en Galicia y aquí se creó en 1975 una pequeña estación de esquí (Montañas de Trevinca S.A.) que pocos años después cerraría. Aún pueden verse restos de los dos remontes que llegaron a operar.

Se inauguró en 2006 un Centro de Desenvolvimento Rural que comprende un refugio y un Bar-hostal.

http://www.fontedacova.com/

Desde su cumbre salen rutas de senderismo hacia peña Surbia, peña Trevinca, peñas Negras, Sextil Alto, Moncalvo y Picón.

La carretera desde Sobradelo y hasta que ya hemos ganado cierta actitud la encontramos algo sucia en algunas partes ya que en ese tramo nos cruzamos con un montón de pizarreras. Una vez sobrepasadas estás, la carretera muestra las cicatrices de heladas, nevadas y sal.Carretera de alta montaña en toda regla.Eso sí, totalmente correcta para circular adecuando siempre la velocidad. Una vez entramos en la zona de León (LE-126) y comenzamos a descender, ya la carretera mejora considerablemente.

En poco tiempo llegamos a La Baña, a la altura del desvío que cogimos para la  LE-164, así que a partir de aquí mismo camino a la inversa. Parada a comer en Quintanilla de Losada (Sabugo) y después del café disfrutamos de la subida al Alto del Carvajal 1.341m. (una pasada).

Una vez llegados a Castrocontrigo habíamos decidido optar por bajar hacia Zamora y hacer el regreso por nacionales.

En Castrocontrigo, y aprovechando que lo conocía del anterior salida por la Cabrera, desvío hacia la LE-125 dirección Sanabria para disfrutar del pequeño puerto de salida de dicha localidad.

No veáis como apuro Carlos las últimas curvas casi me sube la rueda al baúl jejejeje.

Pocos kilómetros después desvío a la izquierda por ZA-P 2554 en direccion Villalverde y Cubo de Benavente. La carretera estrecha y en mal estado, pero podemos rodar por ella alegremente a unos 80 a 90 km/h.

Llegados a Cubo de Benavente nos desviamos a la derecha por la ZA-111 carretera algo más ancha pero en el mismo estado que la anterior.

Al llegar al cruce con N-525 nos desviaremos dirección Sanabria para poco más adelante coger desvío a la izquierda por la N-631 que nos llevará a las rondas exteriores de Zamora (A-66 – A-11) pasando por el embalse de Ricobayo.staba casi seco por cierto.

Al final ya con el cansancio acumulado y ganas de llegar a casa seguimos directamente por la A-11 hasta Tordesillas, para luego coger la A-62 hasta Valladolid.En total unos 600 km.

Imágenes de Sobradelo

Lo mejor:

•Muchas buenas zonas de curvas, paisaje y escasa circulación.

•Buena compañía.Carlos, en su primera salida roZacunetil, demostró un fino pilotaje.

Lo peor:

•Los como poco 300 km de enlace entre ida y vuelta, por carreteras de escaso interés mototuristico.

•Parte del paisaje arrasado por el fuego.

•Frio mañanero. Decírselo a mis pies y a las manos de Carlos.

Pues bien esto es todo, espero que os haya gustado. Solo deciros una cosa: animaros no vais a quedar indiferentes.

 

* Crónica by Rubas  * Fotos: Carlos & Rubas  *Info adicional: Internet

En busca de la Sal

Terminaba nuestra estancia veraniega por tierras navarras, ya tocaba retornar a la capital castellana de Valladolid. Para ello diseñamos una ruta por carreteras que no suelen ser muy transitadas, ni hemos podido encontrar mucha información motera sobre ellas.

Salimos bien pronto con la fresca de una mañana de finales de agosto, desde Lodosa por la NA-134. A nuestra izquierda quedará el Ébro y las bien surtidas huertas riberas y a nuestra derecha unos singulares cortados profundamente erosionados. En poco tiempo y entretenidos por un ligero curvéo apareceremos en la villa de Mendavia, donde repostamos en la gasolinera de Repsol en la salida a la NA-6130, camino de Lazagurría, unos escasos 10 kilómetros nos separan.

La NA-6130 se estrecha por sus arcenes, aumenta el número de curvas y se percibe una ligera pero constante subida.

Pasada Lazagurría que dejaremos a nuestra derecha al pie de una colina. Llegaremos a Torres del Río, primera parada del día, situada en pleno Camino de Santiago. La localidad tiene fama por su singular y enigmática iglesia románica del s.XII de planta octogonal.

Iglesia octogonal de Torres del Río

La iglesia del Santo Sepulcro es de origen Templario, pero con influencias mudéjares, dando un estilo particular de románico-mudéjar.

Tras las fotos de rigor, retomamos ruta por la NA-7200, seguimos curveando a buen ritmo con escaso tráfico y tras unos 20 kilómetros llegaremos a Aguilar de Codes/Aguilar Kodes, villa fundad en 1219 por Sancho VII El Fuerte de Navarra. Ubicada en una meseta a 700 metros de altura a los pies de la Sierra de Codes.

Sierra de Codes

La Sierra de Codes diferencia dos zonas, la vertiente norte orientada hacia Álava/Araba es húmeda y boscosa y la vertiente sur más soleada y de clima algo más mediterráneo con predominio de carrascas, robles y encinas.

Tomaremos desde Aguilar de Codes la NA-743, que sigue sinuosamente su trazado pasando por pequeñas localidades como Marañón que aparecen rodeadas entre maleza y bosque bajo.

Vista de Marañón (Navarra/Nafarroa)

Entraremos en tierras alavesas, la carretera pasa a llamarse A-126, y muy pronto cambiará por A-3136, siendo una de las carreteras que circula por el Parque Natural de Izki/Izki Parke Naturala.

Parque Natural de Izki Álava/Araba Izki Parke Naturala

El Parque Natural de Izki se encuentra en una zona de transición entre el dominio atlántico y mediterraneo. Encontraremos una considerable masa boscosa de robles melojo (Quercus pyrenaica) de las mejor conservadas del mundo. Así que tendremos la posibilidad de discurrir entre ellos, disfrutando de buena sombra.

También encontraremos  hayedos y quejigales. Y debido a la riqueza natural y los suaves desniveles del terreno, este territorio ofrece recorridos de gran interés paisajístico.

Salimos del parque y la A-3136 nos dejará en Antoñana un antiguo municipio fundado en 1182 por el rey Sancho El Sabio de Navarra, integrado desde 1960 como concejo en el municipio de Campezo/Kanpezu.

Vista de Campezo/Kanpezu

Los montes que rodean la localidad están cubiertos de densos bosques de encinas, robles, hayas y tejos centenarios. Son propicios para el cultivo de la trufa. También es un importante centro productor de miel con denominación de origen.

En esta localidad nos incorporaremos a la A-132,  una carretera bien asfaltada y con generosa anchura de carriles, que nos harán subir a buen rimo el puerto de Azazeta, desde el que bajaremos hasta la capital alavesa y también capital de la CAV/EAE (Comunidad Autónoma Vasca/Euskal Autonomia Erkidegoa).

Catedral Nueva de Vitoria-Gasteiz

Tras salir con bien de las 124 rotondas de Vitoria-Gasteiz, una de las 7 maravillas de Euskal Herria según “Vaya Semanita”.

https://www.youtube.com/watch?v=8E_Xlc2SBk0

Pillamos por fin la AP-1 hasta Nanclares de Oca/Langraiz Oka, donde tomaremos la A-2622, que no tiene nada de especial esta vía, hasta que no pasemos por debajo de la AP-68 y tomemos dirección Pobes. Entonces se anima la carretera con curvas en modo “tobogán”.  En este tramo enlazo con una Royal Enfield Classic 500, y me dejo llevar tras la pericia de trazadas de su propietario.

Royal Enfield 500 Classic

Sin darnos cuenta y siguiendo a nuestro improvisado “guía” tras unos doce kilómetros de curveo, entramos en el municipio de Añana. Y casi de golpe nos topamos con el Valle Salado, que se encuentra en el pueblo de Salinas de Añana/Gesaltza Añana, a unos 30 kilómetros de Vitoria-Gasteiz.

El paisaje salino que divisamos es singular. Desde hace más de mil años se tiene constancia del aprovechamiento de los manantiales de agua salada de la zona, para la extracción de la preciada sal, el llamado “oro blanco” en tiempos pretéritos.

http://www.vallesalado.com/VALLE-SALADO-HOME

Hoy en día la sal es un producto de bajo coste y fácil acceso, pero hasta no hace mucho, fue imprescindible para el desarrollo de actividades industriales, de alimentación tanto humana como animal. Y sobre todo para la preservación de alimentos.

Vista de las salinas de Salinas de Añana/ Gesaltza Añana

Dejamos la sal y en pocos kilómetros también a A-2622, nos desviamos por Tuesta, pasando por Atiaga y llegando a Barrón, donde tenemos parada solicitada. Esta pequeña localidad alavesa es el pueblo de mi abuela/amona Ceci. El caserío se encuentra a los pies de la Sierra de Arkamo, desde donde podemos realizar rutas de senderismo, como la subida a las cimas de Kruzeta y Repiko, y ver los restos de una lobera, que es una construcción utilizada antiguamente para la caza y muerte de lobos, consistente en una empalizada ó paredes de piedra en forma de embudo de bastante tamaño que conduce a un profundo pozo.

Recuerdo de bien pequeño, oír le contar a la abuela, como siendo niña ir a la lobera a apedrear a los lobos.

Barrón y la Sierra de Arkamo

Continuamos por la A-3318, curveando por las localidades de Guinea y Karkamu, donde giraremos a la izquierda entrando en la A-2625, bajando por esta carretera bien asfaltada, con mucha visibilidad pero sin apenas curvas.

Camino de las Hoces de Sobrón. Como luce Dora con sus maletas.

Antes de llegar a Larrazubi, giramos a la derecha por la A-2122 para meternos en las Hoces del Sobrón, enclavadas entre los Montes Obarenes y la Sierra de Árcena, que sirve de “muga” entre Álava/Araba y la provincia castellana de Burgos.

El paisaje es precioso con mucha vegetación y el Ébro nos acompañará unos cuantos kilómetros en un recorrido muy divertido de curvas que se pueden enlazar a buen ritmo.

Embalse de Sobrón. Río Ébro.

Nos adentramos en el valle burgalés de Tobalina, por la BU-530, tierras del histórico y milenario Condado de Castilla, nuestra siguiente parada será a la orilla del Ebro, frente al puente medieval del s.XV que lo franquea y da acceso a la villa medieval de Frías. Famosa por su castillo roquero, y sus casas colgadas, declaras Conjunto Histórico Artístico.

Puente de medieval de Frías sobre el Ébro.

No nos liamos mucho y nos dirigimos a Traspaderne, donde tomaremos las N-629 y luego enlazaremos con la N-232 dirección Oña.

Decir que Oña es una localidad con mucha historia y que vale la pena parar para recorrer sus rincones y singulares monumentos. Pero nos lo estamos pasando muy bien en estas carreteras, bien asfaltadas, de amplios carriles, curvas largas con visibilidad y que te permiten llevar buen ritmo.

Pasada la localidad de Pino de Bureba, nos desviaremos por la CL-663, una carretera estrecha con las justas marcas viales, pero sin nada de circulación y que sin darnos cuenta nos llevarán a la localidad de Poza de La Sal.

Al final del camino, se encuentra Poza de La Sal.

Poza de La Sal es un bonito pueblo con una trama urbana que conserva la distribución y características medievales, con calles estrechas y empinadas flanqueadas por casas de piedra blasonadas y otras de entramado de madera. Está rodeado el centro urbano por la muralla medieval que se conserva en su mayor parte.

Pero Poza es conocida por dos cosas:

Una se debe a sus salinas, ya explotadas desde antes de la época romana y cuyo valor estratégico justificaba la fortificación de la villa para su defensa en la Edad Media. Estas salinas junto con las de Añana en Álava/Araba, eran las principales del norte de la Península Ibérica.

Y la otra es, Félix Rodríguez de La Fuente, médico, divulgador ambientalista (1928-1980). Etólogo, naturalista y divulgador ambientalista, nació en Poza de la Sal, siendo la abundancia de aves rapaces de sus acantilados una de las razones por las que llegó a convertirse en uno de los mejores naturalistas del mundo.

La localidad se encuentra adosada a la ladera de una sierra, coronada por un castillo, desde la que se domina toda la llanura de la comarca de La Bureba.

Castillo de Poza de La Sal y vista de la Bureba.

Por tanto nos toca atravesar la localidad desde la zona más baja, hasta la más alta, la salida de la localidad sigue la carretera BU-502 que continua picando hacia arriba, revirándose hasta el castillo y un par de kilómetros más aya. Hasta llegar al páramo de Masa por la CL-629.

El páramo de Masa se encuentra a una altitud superior a los 1.000 metros, sometido además a la acción del viento y el frío, presenta un aspecto desolado, con grandes extensiones cubiertas exclusivamente de brezo, hierbajos secos y tomillo. Donde es complicado que arraigue la vegetación. Y un ventisquero de frío y nieve polar puede atraparte como sucedió un 12 de Noviembre de 2001.

Pero como es verano, lo único que nos puede dar es una insolación a eso de las cuatro de la tarde.

Páramo de Masa. Verano de 2017.

La CL-629 conecta con la N-627 que nos dejará en la ronda de circunvalación de Burgos, a partir de aquí ya todo serán kilómetros de autovía (120 km.) para llegar a Valladolid y rendir viaje tras 425 kilómetros de ruta.

 

Una crónica+fotos de Albert Roldán©

Concentraciones moteras Enero 2018, en la provincia de Valladolid.

Otro año más vuelve la Pingüinos a la ciudad del Pisuerga con su clásico programa de actividades. Esto es lo que nos preparan.

https://static.wixstatic.com/media/12f10e_5170f719e78944a5a53161ac07a699af~mv2.jpg/v1/fill/w_300,h_435,al_c,q_80/12f10e_5170f719e78944a5a53161ac07a699af~mv2.webp

JUEVES DÍA 11

10,30 h. Apertura de la zona de acampada, Valladolid.
15,00 a 23,00 h. Apertura de inscripciones y recogida de alimentos “Operación Kilo”.
19,00 h. Concierto musical Plaza Pingüinos.
21:00 h. Concierto musical Plaza Pingüinos.

 VIERNES DÍA 12

10,00 a 23,30 h. Apertura de inscripciones y recogida de alimentos “Operación Kilo”.
12,00 a 22,00 h. Degustación de “Caldo Pingüinero”.
12,00 a 22,00 h. Degustación de “Café Pingüinero”.
12,00 a 22,30 h. Entrega de copa y piñones para la fiesta de Nochevieja y Año Nuevo Pingüinero.
16,30 h. Excursión turística: Aperitivo y exhibiciones de Stunt.
17,00 h. Animación zona de acampada.
19:00 h. Concierto musical Plaza Pingüinos.
21,00 h. Concierto musical Plaza Pingüinos.
00,00 h. “FIESTA DE NOCHEVIEJA Y AÑO NUEVO PINGÜINERO” Campanadas con los 12 piñones y brindando con “espumoso”.
00,05 h. Concierto musical Plaza Pingüinos.
00,30 h. Concierto musical Plaza Pingüinos.
02,30 h. Concierto musical Plaza Pingüinos.

 SÁBADO DÍA 13

7,30 a 10,00 h. “Desayuno Pingüinero”
10,00 a 23,30 h. Apertura de inscripciones y recogida de alimentos “Operación Kilo”.
12,00 h. Excursión DESFILE de BANDERAS a Valladolid. Recibimiento de las autoridades. Acera de Recoletos. Exhibiciones de STUNT.

12,00 a 14,00 h.  “DEGUSTACIÓN GASTRONÓMICA”. Acera de Recoletos.
12,00 a 23,00 h. Degustación de “Caldo Pingüinero”.
12,00 a 23,00 h. Degustación de “Café Pingüinero”.
17,00 h. Animación zona de acampada.
19,00 a 23,00 h. “Cena Pingüinera”.
20,00 h. Animación musical en Plaza Pingüinos.
20,00 h. DESFILE de ANTORCHAS (Homenaje a los motoristas fallecidos).
21,30 h. Concierto musical Plaza Pingüinos.
23,30 h. “STRIPERS SHOW”.
00,00 h. Concierto musical Plaza Pingüinos.
02,00 h. “STRIPERS SHOW”.

 DOMINGO DÍA 14

7,30 a 10,30 h. “Desayuno Pingüinero”, apertura de inscripciones y recogida de alimentos “Operación Kilo”.
11,00 h. Entrega de los premios “PINGÜINOS DE ORO Y DE HONOR 2018”.
11,30 h. Entrega de trofeos “CONCENTRACIÓN PINGÜINOS 2018”.
11,45 h. Sorteo de regalos.
12,30 h. Clausura de la Concentración “PINGÜINOS 2018”.

Más info en:  https://www.clubturismoto.com/

También es fiel a su cita un año más Motauros, que os espera en Tordesillas. Como dicen ellos ya estan en “harina” y las fechas de 2018 serán los días 18, 19, 20 y  21 de enero.

Lo único que podemos avanzar es que Emilio Zamora, gran stuntrider conocido tanto a nivel nacional como internacional y piloto oficial de la casa italiana Ducati, gran apasionado de las dos ruedas, como él dice, vive por y para las motos, estará deleitando el cotarro el sábado 20 de enero con dos exhibiciones, una de ellas en la localidad donde realizará la excursión y otra en Tordesillas.

Más info en:  http://motauros.es/

Así que, prepara la agenda y visita la provincia de Valladolid, pues en Enero es el punto caliente del invierno motero.

¡Qué no te pille el toro! ó ¡Se caliente el pingüino!

Hacia rutas salvajes. Cuenca. IV Reunión KTM Adventure.

Me estaba encasillando con Picos de Europa, la escusa para cambiar de aires fue la IV Reunión KTM Adventure. Pero hoy sólo me centraré en la ruta, ya que me ha parecido espectacular, no sólo por el paisaje y el entorno, sino por como KTM ha sabido transmitir su filosofía a través de esta ruta, simplemente genial.

Salgo del parking que hay en la Calle Larga, hablo de Cuenca, me dirijo a Buenache de la Sierra Por la CU-914, estoy en una carretera sinuosa que provoca que vayas despertando poco a poco, donde empezar a poner los sentidos a punto, sinuosa pero sin sorpresas, voy disfrutando acompañado de los primeros destellos de la mañana. No sabría decir en que punto exactamente, pero ya había pasado Buenache, cuando dejo esta buena carretera y paso a una pista asfaltada donde encuentro tramos muy bacheados algo de tierra y una tremenda sensación de estar perdido. No obstante sigo adelante rodeado de pinos y de el frescor de la mañana, olía a tierra húmeda, a romero, tan cerca de Cuenca y sin embargo me sentía tan lejos de todo.

Las Torcas de Palancares y tierra muerta, diría que era el primero en descubrir esta zona.

http://www.rutadelascaras.com/torcas.htm

Hasta prácticamente Cañada del Hoyo misma sensación, después la carretera se vuelve más civilizada aunque mantiene esa tremenda sensación de aventura. Localidades como Cañete, Zafrilla, Huélamo, Las Majadas, creo que por aquí ya la cosa volvió a estar interesante, como no recuerdo bien os invito a descubrirlo, yo sólo os doy la idea, os toca a vosotros dar el siguiente paso. Así hasta el parking del nacimiento del rio Cuervo.

https://www.escapadarural.com/que-hacer/vega-del-codorno

Hasta aquí,  la ruta es genial para motos trail. Tiene todos los elementos que un usuario de este tipo de motos desea, seguro. Perfecta.

Tengo que buscar Masegosa, voy por la CM-2201, después llega Poyatos, Cañizares y Beteta. Por aquí ya puedes ir mas cómodo, la carretera ya tiene lineas pintadas en el asfalto. A estas alturas una delicia. Paisajes con un halo místico acompañan mi travesía, sigo ensimismado. ¿Que tiene esta tierra? Es como ese canto de sirenas que atrae a los marinos incautos. ¿Estaba siendo incauto? No. Simplemente me estaba dejando llevar, saboreando cada curva, llenándome los ojos de los colores de los bosques, abrigándome del frescor del rio, de las sombras de los riscos, empapándome  de ese entorno del que ahora estoy deseando volver.

Peñalen, Villanueva de Alcorcón y El Recuenco.

Ahora tengo que llegar hasta el Ventano del Diablo, paso por Cañamares, Fresneda de la Sierra. La carretera se estira un poco, ya no es tan revirada, la sigo disfrutando igualmente, a estas alturas el sol avisa que le queda poco, y por lo tanto a mi, poco de ruta. Pero queda lo mejor. Ventano del diablo es un mirador esplendido donde se resume de un vistazo la grandeza de la sencillez de este entorno que se me presenta mágico, enigmático. Eso si, masificado.

http://www.elmiradordelaserrania.com/ventano-del-diablo/

https://www.saposyprincesas.com/actividades-ninos/cuenca/aire-libre/rutas-y-excursiones/en-el-mirador-del-ventano-del-diablo/

Desde este punto, puro disfrute y derroche de adrenalina, tramo altamente racing. No paré en La Cuidad Encantada. Prometo hacerlo la próxima vez, ahora estaba en otras cosas.

Pena de tráfico, este último tramo tiene una pinta genial. A pesar de ello pude disfrutar.

http://www.ciudadencantada.es/

Cuenca, gracias a la ruta que propuso KTM me ha sorprendido gratamente, no esperaba la belleza que he encontrado. Además que ha despertado en mi, ese lado más aventurero que de niño tenía y  fui perdiendo. Me ha sacado de mi letargo, de mi adormecimiento. Os lo agradezco de veras. Sí pudiera expresar lo mucho que me ha gustado…

http://turismo.cuenca.es/

En este enlace podéis descargar la ruta.

http://www.reunionktmadventure.com/

Merecida cena, como no… “Ready to Race”

Reportando desde la comodidad del hogar, by Skooby.

Fotos Carlos+Skooby.

“Nadie se da cuenta de lo hermoso que es viajar hasta que vuelve a casa y descansa sobre su almohada vieja y conocida”. – Lin Yutang

2 Navarras y un poco de Aragón. Del Ebro al Pirineo.

Parece que el verano me ha relajado demasiado, tal vez la pereza me ha invadido, o quizás no me llega la inspiración. Pero lo intentaremos, así que venga vamos a ello, primera “pa bajo” y rock&roll.

Pues eso, llega el verano y como años precedentes repetimos escapada a tierras navarras. En nuestra primera ruta veraniega, partiremos desde la localidad de Lodosa a orillas del Ebro, haremos una pequeña incursión en tierras aragonesas, coronaremos el primer puerto de montaña pirenaico que supera los 1.000 metros, pasaremos por dos de las localidades más famosas de la Baja Navarra y vuelta a la Rivera del Ebro estellesa. 466 kilómetros  nos esperan.

Tenemos muchas horas de moto por delante, así que toca madrugar algo. El recorrido hasta Sangüesa/Zangoza, nos es conocido del año pasado.

https://rozacunetas.wordpress.com/fotos/fotos-rutas-2016/navarra-oriental-2016/

Resumiremos esta parte rápido, salimos de Lodosa por la NA-134 el llamado Eje del Ebro, pasaremos por Carcar, y en San Adrián nos desviaremos por la NA-653, una cortita carretera pero con una ligera y divertida subida, llegaremos al cruce de la NA-624, giraremos a la derecha, circunvalaremos Peralta/Azkoien, tomaremos la NA-150, dirección Tafalla, pero antes de llegar a esta localidad de la Zona Media de Navarra, cogemos el desvío a Olite/Erriberri por la NA-6620, atravesaremos la localidad palaciega, a partir de aquí ya todo serán curvas, llegaremos a extrañar las rectas, pero sin casi darnos cuenta la NA-132 nos dejará en Sangüesa/Zangoza.

Desde esta localidad enlazamos con la A-127, una cómoda carretera que nos llevará hasta la localidad de Sos del Rey Católico, enclavada en la comarca de las Cinco Villas, al noroeste de la provincia de Zaragoza, en la Comunidad Autónoma de Aragón.

En cuanto empiezan las primeras curvas, podemos atisbar sobre una elevación rocosa las primeras casas Sos. Su estratégica ubicación le convirtieron durante mucho tiempo en una importante plaza fuerte fronteriza.

Vista desde Sos del Rey Católico

En el año 1044 fue incorporada al recién nacido Reino de Aragón por Ramiro I (primer rey de Aragón, Sobrarbe y Ribagorza, hijo del rey Sancho Garcés III de Pamplona del que recibe el reino).

En el año 1452, durante el desarrollo de la Guerra de Navarra, la reina Juana Enriquéz se desplazó a Sos a secas, donde dio a luz al infante Fernando, futuro Fernando II de Aragón, que luego se convertiría en Fernando el Católico. Ese fue el suceso por el cual Sos paso a ser, “del Rey Católico”.

Su casco histórico preserva en muy buen estado su pasado medieval y está declarado Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural en el año 1968. En enero de 2016 entró a formar parte de La Asociación de los pueblos más bonitos de España.

Como hito fílmico, en esta localidad se rodó la película La vaquilla (1985) de Luis García Berlanga , en la que actuaron como extras muchos de los vecinos de la localidad.

http://www.sosdelreycatolico.com/situacion

Como nuestro propósito es subir al Pirineo, retomamos nuestros pasos para tomar la A-1601, una carretera que empieza con algún que otro bache y que; ¡ya lo iremos contando lo del asfaltado de las carreteras de Aragón!

La primera localidad que veremos es Navardún, otro municipio de la Comarca de las Cinco Villas. La historia milenaria de esta villa se remonta a tiempos del reinado de Sancho Garcés I de Pamplona a principios del s. X.

Ya desde la lejanía destacará del caserío sobre un altozano rocoso, los restos del castillo de Navardún, ¡bueno sólo un imponente torreón que controla el río Onsella!

Torre del castillo de Navardún.

Pasado Navardún a escasos 7,5 kilómetros, empezaremos a serpentear el Puerto de Cuatro Caminos, con un desnivel de 368 metros, repleto de curvas y un paisaje infinito.

Puerto de Cuatro Caminos

Siguiendo un alegre curveo, nos toparemos por sorpresa con Ruesta, y los restos de su castillo, ubicado en la margen izquierda del río Aragón, fortificado por Sancho III el Mayor de Pamplona en el 915. Fue enclave navarro dentro de Aragón hasta 1055.

Torres del castillo de Ruesta.

Pasado Ruesta, la vista del embalse de Yesa a nuestra izquierda nos acompañara por unos cuantos kilómetros, hasta confluir con la N-240, destino a Berdún.

Entramos en la provincia de Huesca, en la comarca de la Jacetania, al llegar a Berdún, giraremos a la izquierda para recorrer la A-1602, una carretera que empieza muy prometedora, tras una pequeña recta, empezamos a subir y a curvear suavemente.

¿Qué raro, uno en BMW, por esos caminos del Señor?

Pronto descubriremos la localidad de Biniés (perteneciente al municipio de Canal de Berdún) y su castillo del s. XIV, que resalta sobre las casas de la población, como una inmensa mole, que se asoma al borde del precipicio del cañón por el que discurre el río Veral.

Mole del castillo de Biniés

A partir de este punto de la ruta, tenemos dos noticias, una mala y una buena.

La buena, que el entorno por el que rodaremos y el trazado es una pasada. Y la mala, ¡al loro, menuda M de asfaltado! Y como colofón tramos peligrosos por desprendimientos y que invaden de piedras el asfalto, ¡a no ser que las piedras nazcan en esta parte del mundo en la carretera! El tramo anterior entre Sos y Ruesta, me había parecido malo, pero este le supera.

A quién corresponda. Esta parte de Aragón también tiene derecho a una carretera digna. Ya vimos  durante la ruta en algún pueblo pancartas y pintadas demandando la mejora y conservación de la vía.

Tuneles en la Foz de Biniés

Volvamos a la ruta. El Cañón del Río Veral o Foz de Biniés están ahí esperándonos.

La acción de la erosión sobre los terrenos calcáreos que atraviesa el río, han excavando la roca creando este desfiladero que en esta zona de Aragón y Navarra es llamada Foz.

Entre estas paredes, se encuentra un variado ecosistema, dominado por las carrascas, junto a quejigos y bojes. Es también muy importante la variedad de anfibios y reptiles, o de avés como el buitre común, el treparriscos, el alimoche o el vencejo real.

La A-1602 termina en un cruce con la A-176, a la derecha podemos ir dirección Hecho (carretera muy recomendable), pero giraremos a la izquierda dirección Ansó.

Vista de Ansó camino de Garde (Navarra).

Ansó es un bello municipio típico de montaña, el más noroccidental de Aragón y el ultimo de esta Comunidad que recorreremos en nuestra ruta.

Como curiosidad en 1375, los ansotanos dictaron sentencia como árbitros, en un juicio por los límites y derechos de pasto entre la población bearnesa de Baretous en el Valle de Aspe y la Navarra de Roncal. El resultado fue el Tributo de las tres vacas, que establece los derechos de pasto y fija el tributo anual que se comprometían a pagar (y lo siguen haciendo hoy en día) los ganaderos bearneses.

Continuaremos por la A-176 dirección Garde, municipio navarro del Valle del Roncal/Erronkaribar. Para nuestro disgusto y sobre todo el de la suspensión de “Dora”, a la salida del pueblo, curva a la izquierda, inicio de subida y de repente desaparece la carretera, socavón de 5×10 metros. Esto de las carreteras en Aragón se lo tienen que mirar. Aunque si quieres poner a prueba la suspensión y la tornillería de la moto, esta es tu oportunidad.

Al cruzar la muga por suerte el asfalto mejora, notamos que vamos bajando suavemente hasta enlazar con NA-137, atravesaremos la población de Roncal/Erronkari, y en Urzainqui/Urzainki población que se asoma al río Esca/Eska, repostaremos en la gasolinera de Petronor, como tenemos por costumbre y en la que siempre me encuentro grupos de moteros.

Villa de Urzanqui/Urzanki y el río Esca/Eska.

A la salida a Isaba/Izaba, tomaremos la carretera de la izquierda la NA-140, a unos 3 kilómetros encontramos un puente que cruza un riachuelo escondido entre hayas y serbales, que esconde una fuente y un merendero. Así que parada solicitada para un ligero picnic. Cotilleando la cartelería medio escondida por la vegetación, descubrimos una obra de acondicionado de la pista de Mintxate, de 12,3 kilómetros y 1.000 metros de desnivel, inicialmente en-cementada, pero que pasa a ser gravilla y más tarde un simple sendero. Como mi moto no es offroad, llevo neumáticos 100% touring y como soy un negado fuera del asfalto, a los poco kilómetros decido dar la vuelta. Pero apunta bien para los osados, o para bici de montaña, o travesía, pues se llega a la recién re-balizada, GR 12 o sendero de Euskal Herría.

http://www.senderosgr.es/es/gr-12-sendero-de-euskal-herria/

Pista de Mintxate

Pero sigamos con nuestra ruta por la NA-140, atravesando localidades pintorescas como Uztárroz/Uztarroze u Ochagávia/Otsagabia de las que ya hablamos en roZacunetas en 2015:

https://rozacunetas.wordpress.com/fotos/fotos-rutas-2015/pirineo-navarro-2015-2a-etapa-ruta-de-la-baja-navarra/

El paisaje que vamos recorriendo, es un sube y baja con curvas de todo tipo con buen asfalto, rodeados de praderas y de las primeras cumbres pirenaicas en las que empieza a asomar la Selva de Irati.

Casas de Aribe.

Uno de los pueblos más bonitos de este tramo es Aribe, es un pequeño pueblo, centro neurálgico del Valle de Aézcoa/Aezkoa, bañado por el río Irati y rodeado de robledales, hayedos (Selva de Irati), o bojerales, en él encontraremos gasolinera. Cabe destacar su puente románico y los viejos baños termales.

Si se está interesado en la arqueología industrial, muy cerca de Aribe, se encuentran los restos de la Real Fábrica de Armas y Municiones de Orbaizeta (1784 a 1884), que tuvo una intensa y azarosa historia, fiel al turbulento siglo XIX

http://www.orbaizeta.com/index.php?option=com_content&task=blogcategory&id=22&Itemid=53

La NA-140 termina en la N-135, giramos a la derecha y en un par de kilómetros estaremos en Auritz/Burguete, una pequeña localidad con bellas casonas del los siglos XVI al XVIII, que surgió como un burgo o pueblo en el llano situado a los pies del vecino hospital de peregrinos de Roncesvalles.

Casa Consistorial de Burgui / Udal Etxea Auritz.

Tras una acelerón y una frenada estamos en Orreaga/Roncesvalles, que además de ser una colegiata, es una población de 34 habitantes según el censo de 2016.

En los alrededores de la colegiata y más en estas fechas, encuentras “cienes y cienes” de peregrinos, ciclistas, turistas varios y como no, moteros y sus motos.

Entrada a la Colegiata de Rocesvalles/Orreaga, monumento a Roldán y su moto.

No nos entretenemos mucho y tras un par de fotos empezamos la corta pero divertida subida al Alto de Ibañeta, en su cima un escenario bucólico se alza la iglesia de San Salvador de Ibañeta y el monumento a Roldán. La primera se erigió en el siglo XI, si bien en el siglo XX se reconstruyó dando lugar a la moderna ermita que sigue contemplando a los peregrinos del Camino de Santiago.

Alto de Ibañeta

Y en esas que estamos y aparece en escena un autentico Centauro della Strada, a lomos de su KTM, Mauro Caprioli de Roma, viajando todo lo que puede en modo offroad por la vida, ¡sin palabras! …

Tras alucinar un rato con Marco y sus peripecias, bajamos el puerto de 17 kilómetros, su primer tercio es el más entretenido al ser muy revirado y tener buen asfalto, pero tiene bastante tráfico. Descenderemos un desnivel de 812 metros hasta Arnéguy/Arnegi, primera población de la Baja Navarra.

Mauro Caprioli y su KTM.

La carretera D933, rodeada de un genuino paisaje rural nos llevará hasta Saint-Jean-Pied-de-Port/Donibane Garazi, capital de la Baja Navarra/Baxe Nafarroa, o como decían los reyes de Navarra, la llave de mi reino.

Como suele ser habitual en fechas estivales, esta población se nos presenta muy animada, sus calles son recorridas por una mezcla de peregrinos del Camino de Santiago, turistas y compradores de souvenires varios. Las terrazas de sus bares, brasseries y restaurantes siempre están llenas y se antoja complicado pillar mesa.

Pero todo eso es lo que le da calidad a la visita.

Saint-Jean-Pied-de-Port/Donibane Garazi

Saldremos de la localidad por la D949, por una carretera de asfalto impecable, por pequeñas poblaciones rodeadas de verdes prados y con una brillante luz de tarde. Con esta puesta en escena tan excepcional, aparecemos sin prisas en Saint-Étienne-de-Baïgorry/Baigorri. Atravesamos la población entre pequeñas callejuelas

Nos espera la última gran cita reseñable de la jornada, la subida al Col d´Ispeguy/Ispegiko Lepoa. Este paso de montaña, tiene una longitud de algo más de 8 kilómetros, que vence un desnivel de 512 metros al 6,4%.

Borda en el Col d´Ispeguy/Ispegiko Lepoa.

Desde su inicio, la vía es estrecha pero se encuentra en perfecto estado. Al finalizar el primer kilómetro, entramos en la pequeña zona boscosa de hayas. Es un tramo corto porque, el resto del puerto transita por zonas de prado.

Tras culminar el puerto, la bajada por la NA-2600 hasta Errazu/Erratzu se hace gran parte entre hayas y en su primera parte es muy revirada. Al llegar a Arizkun, giraremos a la izquierda por la N-121-B dirección Pamplona-Iruña, nos esperan 62 kilómetros de tráfico intenso, atravesando los valles de Baztan y Ultzama.

Una vez atravesada la capital, tomaremos la A-12, hasta Los Arcos y de ahí la NA-129, que nos llevará a rendir viaje en la villa de Lodosa, bañada por el Ebro, bastante seco este año 2017.

 

Una crónica+fotos Albert Roldán©

Peña de Francia, Las Batuecas, Las Hurdes, una ruta veraniega.

Un Domingo cualquiera del verano de 2017, tiempo despejado previsión de superar incómodamente los 30º en la Meseta castellana. Es el momento de buscar algo de fresco en verdes valles y montañas. Pero esta vez no iremos al norte como está siendo habitual este año en los roZacunetas. Destino marcado para esta ruta, el sur oeste, la provincia de Salamanca en Castilla y León.

Así que venga, ¡vámonos!, la A-62 dirección Tordesillas nos espera tan aburrida como siempre con sus largas rectas. Pasamos circunvalando la ciudad de Salamanca, y tras otra sucesión de interminables rectas, nos desviamos por la SA-215, dirección Santa Olalla de Yeltes, también es un carretera de rectas, pero ya tenemos más cerca la montaña, ¡ya huele a aire serrano!

En la población de Tamames, aprovechamos para repostar en un gasolinera de Repsol, básicamente para ir despreocupados el resto de una ruta de prometedor curveo.

Ahora circularemos por la SA-201 que nos llevará a la localidad de El Cabaco, en cuyo termino se encuentra la Peña de Francia. La carretera SA-203 se empieza a inclinar entre pinares en un asfalto correcto, vamos gozando de las progresivas rampas, hasta que a media subida empieza a formarse una caravana, coches y algún autobús, así que paciencia y a disfrutar de las vistas que son fantásticas.

Recordar que la Peña de Francia es una montaña que se alza a 1.727 m., es una de las montañas más altas de la sierra de Francia, que a su vez forma parte del sistema Central. Desde ella podemos contemplar al norte toda la gran llanura de las tierras salmantinas, y al sur una sucesión de sierras y valles que pertenecen a las comunidades autónomas de Castilla y León y Extremadura, hacia el sur-oeste Las Hurdes y al sur-este el Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia. Una gran vista no cabe duda.

Pero lo que ha captado poderosamente nuestra atención antes de llegar a la cima, ha sido un cruce en dirección a la localidad salmantina de Monsagro por la prometedora carretera SA-CV-178. Terminada la parada con sus vistas y fotos de rigor, empezamos a bajar y giramos a la derecha, por una ancha carretera de dos generosos carriles, algo bacheada pero correcta. La bajada no es muy exigente pero el estado de baches y piedras sueltas en la vía, nos hacen ir vigilantes, van pasando los kilómetros, y la carretera va estrechándose cada vez más, hasta el punto de quedarse en un exiguo carril que justo da para el paso de un vehículo, ¡esto se pone guapo!

Hasta Monsagro bajamos en compañía de una custom de la zona. Se notaba que conocía la ruta, no dudaba al trazar las curvas.

Desde Monsagro ya por la SA-CV-106, pasando por Serradilla del Arroyo SA-V-149, no nos encontramos a nadie en estos tramos del camino, pudiendo parar a sacar fotos con toda tranquilidad, como la de este híbrido entre tipi indio, castro celta, palloza leonesa…

La carretera mejora mucho, aunque encontramos algún tramo de obras pasado Serradilla del Llano, a unos kilómetros rebasada esta población, el cartel de piscinas naturales nos hace reflexionar y dar media vuelta, ¡esto hay que verlo!, no nos defraudó, siguiendo un camino descarnado pero asfaltado, llegamos a una zona donde se embalsa el agua del río Agadón, formando una piscina natural, y donde los lugareños han creado un parque con su merendero y “chiringuito piscinero” correspondiente. La zona de parking, es todo tierra con gravilla por poner un pero, pero la terracita y el refresco solicitado crearon un momento de relax motero.

Vamos por la CC-55.3 todavía por tierras salmantinas, pero las curvas hacen acto de presencia y tras unas cuantas nos encontramos con el cartel informativo de Extremadura, provincia de Cáceres, entramos en Las Hurdes.

Las Hurdes nos sigue sonando a muchos a día de hoy como un destino “lejano y exótico” que ha arrastrado durante siglos una “Leyenda Negra”, pero basta con mirar un mapa y ver que no está a miles de kilómetros. Sorprende por su vegetación, inserta en un terreno montañoso de clima mediterráneo con influencia atlántica y la cantidad de ríos que la riegan (7 en concreto). No esta muy poblada, pero consta de 6 municipios compuestos por 41 núcleos de población, del que sólo 9 superan los 150 habitantes.

También puede sorprender en la parte etnográfica, pues Las Hurdes conserva su herencia cultural asturleonesa, entre cuyos rasgos más característicos se encuentra el dialecto altoextremeño, derivado del asturleonés.

Recordar que desde 1289 hasta principios del siglo XIX, perteneció toda esta zona administrativamente a la villa salmantina de La Alberca, y con la división provincial de Javier de Burgos de 1833, pasa a la provincia de Cáceres.

Precisamente a finales del siglo XIX surge la fascinación por este territorio, lugar para desterrados y meta de curiosos y doctos viajeros. Ejemplos como los del doctor Bide, que en 1892, tras viajar por Las Hurdes, redacta un informe en el “Boletín de la Sociedad Geográfica de Madrid”, en el que denuncia las difíciles condiciones de vida de los hurdanos.

En 1904, el poeta José María Gabriel y Galán a través de sus obras “La Jurdana” y “A Su Majestad el Rey” muestra la miseria existente en la comarca.

En 1913, Unamuno dedica un capítulo de “Andanzas y Visiones Españolas” a Las Hurdes, denunciando las condiciones sanitarias de sus habitantes. Años después informes de los doctores Gregorio Marañón, Goyales y Bardají, que más tarde será Subsecretario de Sanidad, hacen que Alfonso XIII se decida a conocer la comarca en 1922.

Las Hurdes, pasan a convertirse en el paradigma del atraso del medio rural en España, a raíz de la película Las Hurdes, tierra sin pan, que Luis Buñuel realizó en 1932 y en la que se denunciaba la dura situación de la comarca.

Tras la Guerra Civil, se pone en marcha un plan de repoblación forestal de grandes masas de pinares. Esto genera trabajos que proporcionan ayuda para paliar el hambre y frenan la emigración de la posguerra, pero acaban cargándose el ecosistema propicio para el pastoreo y la apicultura, los dos principales sectores de la economía hurdana.

Resumiendo que el mundo rural, si no es sustentado con algún tipo de ayuda o incentivo sensato, tiende irremisiblemente a la despoblación en parajes como este.

¡Por cierto!, el tema pinos, me recuerda que los márgenes de la carretera están en algunas zonas bastante sucios por los restos de pinochas (las agujas secas de los pinos), y pueden hacernos resbalar y perder adherencia con facilidad.

Después de estos datos que espero sean de interés enlazamos la CC-55.3, CC-55.2 y CC-55.1 entre curvas, sube y baja y pequeños núcleos de población, pero siempre con el curso de algún río acompañándonos.

En Vegas de Coria tomamos la EX-204 y la CC-166 que nos llevará a las Mestas, último pueblo cacereño de la ruta y entrada a Las Batuecas. De aquí por la CC-167 y la SA-201, una carretera muy divertida con curvas en constante subida hasta los 1.048 m. de La Alberca, se nos hizo muy corto, ¡más, más!.

La Alberca es un municipio que se integra dentro de la comarca de la Sierra de Francia. Pertenece al partido judicial de Ciudad Rodrigo y a la Mancomunidad Sierra de Francia.

Seguro que a estas alturas os preguntaréis el por qué del nombre Francia, para la sierra, la peña… Esto puede tener su explicación en la Edad Media, entre los siglos XII y XIII se produjo la repoblación de estas tierras por orden del rey Alfonso IX de León. Del flujo de gente que llegó a esta tierra, parte muy importante fue la de origen francés a través de Raimundo de Borgoña, noble francés casado con la posteriormente reina Urraca I de León, hija primogénita de Alfonso VI de León. Este origen justificaría la numerosa presencia de topónimos franceses en la Sierra de Francia, ¡eh, de Francia!, ¿lo pilláis no?.

No me extenderé mucho más en datos históricos que esta zona y La Alberca tienen para aburrir, pero si deciros que en 1940 el pueblo se convirtió en Monumento Histórico-Artístico facilitando la conservación del casco urbano. Fue el primer municipio español que consiguió tal distinción, y es de agradecerlo.

Salimos de La Alberca y recorreremos la SA-201 y SA-220 entre robles, encinas, pinos y castaños. Sobrevolado por buitres, águilas, búhos, halcones peregrinos, y observado por cabras montesas, gatos monteses, tejones, linces, garduñas, nutrias, corzos, ciervos y jabalíes.

Vista de Las Casas del Conde

La carretera está en buen estado, poco tráfico (es Domingo y son las 16:00h.), bonitas vistas y curvas, ¿qué más se pude pedir?.

Las poblaciones más interesantes que encontraremos en este tramo de la ruta, son Mogarraz, que ha cobrado cierta fama por los retratos en las fachadas de las casas de sus antiguos moradores y Miranda del Castañar.

Como no podemos parar en todos los sitios, si no estaríamos todavía en ruta. Nuestra elección es la localidad de Miranda del Castañar también dentro de la comarca de Sierra de Francia.

Me da la sensación que esta localidad vive eclipsada por la fama y atractivo turístico de La Alberca, pero creo que vale la pena parar en ella. Atesora mucha historia, y un casco urbano declarado en 1973 conjunto histórico artístico.

La población se asienta sobre una loma coronada por un castillo con recinto amurallado, que aún conserva sus cuatro puertas.

El castillo de los Zúñiga o de los condes de Miranda del Castañar, es uno de las mejor conservados de la provincia de Salamanca, está reconstruido a principios del siglo XIV sobre un castillo anterior del siglo XII.

Pegada al castillo encontramos una plaza, que sirve de practico pero antiestético parking, que fue antiguo patio de armas del castillo y plaza de toros cuadrada (La más antigua cuadrada de España).

Después de un pequeño refrigerio seguimos disfrutando de la SA-220 que nos llevará a las puertas de la ciudad de Bejar.

Desde Bejar no hay mucho más que contar, regreso a Valladolid por las A-66 y A-62, tras 456 kilómetros de intensa ruta.

http://www.turismocastillayleon.com/es/rural-naturaleza/espacios-naturales/batuecas-sierra-francia

http://www.laalberca.com

http://www.mancomunidadhurdes.org/

Una crónica + fotos de Albert Roldán©

Caloca, “Stelvio” Cántabro.

Cualquier parecido con la realidad será mera coincidencia, ¡os lo juro!.

Puestos a bautizar cosas sin conocimiento no quiero ser menos. Os cuento una breve infrahistoria sacada de ningún sitio.

El viernes salí a dar una vuelta*. No tenía prisa. Ninguna. Me sobraba tiempo. Me di el capricho de parar un rato en Casavegas, eran muchos años sin parar y la nostalgia me pudo. Casavegas es otro de esos lugares donde me siento cómodo en la montaña Palentina de la que tanto hablo, de la que tanto presumo y a la que tanto añoro. Esta vez no pude pasar de largo.

Fui buscando y parando en los miradores que a mi paso salían, y en una de estas veo un cartel que indica Caloca, me pudo el subconsciente, seguro. Mi cerebro hizo una conexión Casavegas – Caloca de forma inmediata, así que me dije: “¡qué cojones!” y para allá fui.

Andaba absorto en divagaciones moto turísticas de lo que pudo ser y no fue, de repente, según iba enlazando curvas de herradura me asalto un pensamiento. “El Stelvio Cántabro” me dije. No te jode… esta todo dios como loco con el Stelvio Asturiano (o sease Casielles), cada cosa su nombre, no voy yo a ser menos, a tomar por … Lo bautice así porque me dio la gana.

Esto lo hago a modo de crítica, ya que no soy amigo de poner nombres a sitios que no pertenecen a esos lugares. Me molestó tanto en su día, que a Casielles** se le conozca más por el Stelvio Asturiano que por si mismo que al llegar a Caloca vi la ocasión de demostrar la estupidez del ser humano. Es decir, si un sitio se llama Casielles, Caloca, etc… no va ni Dios. Pero si le bautizamos de forma golosa vamos todos como ovejas. Estoy en contra, lo siento.

Y así es como uno deja de tener amigos.

Y por favor, visitar Casavegas, Caloca, Casielles y tantos otros sitios que por si mismos son dignos de visitar, de descubrir. No os dejéis deslumbrar por exóticos y vistosos nombres.

Después, continué mi viaje.

* https://rozacunetas.wordpress.com/libros/sali-a-dar-una-vuelta/

** https://rozacunetas.wordpress.com/fotos-rutas-2017/subida-a-casielles/

Mañana se me terminan las vacaciones, quizás se note un tono nada amistoso en esta mini crónica.

Reportando desde el umbral de la mala leche by Skooby.