Europa Nómada. Miquel Silvestre

En época de fríos invernales, se agradece la lectura y más la que hace volar nuestra imaginación y nos lleva a pensar o repensar, a planificar o soñar rutas para cuando el clima sea más amigable y los confinamientos que nos imponen en este 2021 desaparezcan.

Esta vez hemos escogido como lectura uno de los libros de temática viajera-motera del televisivo y reconocido viajero-aventurero Miquel Silvestre. Recordaros que también su pluma se maneja en el género de la novela.

https://www.miquelsilvestre.com/libros.php

Centrándonos en el libro Europa Nómada, ¿por qué he escogido este título entre los muchos escritos por Miquel? Por dos sencillas razones:

La primera por la cercanía de destinos que propone, dentro del continente europeo (salvo Túnez, pero sigue estando cerca esa zona de África de Europa), que siempre están en mente de poder ser el destino de nuestras soñadas o planificadas próximas vacaciones moteras.

Y la segunda, por la interesante idea que plantea de poder recorrer Europa. Surgida esta idea en el momento en el que Miquel se casa, y decide junto a su mujer tener su primer hijo. ¿Cómo conciliar la vida de escritor de viajes en moto con una familia?

Pues mirando los mapas de rutas de compañías aéreas Low Cost, le vino la inspiración. La idea consiste en viajar durante los fines de semana por Europa, aparcando la moto en los aeropuertos para estar en casa durante la semana. Una idea original ¿no? Aunque en estos tiempo de Covid, parece un imposible. Pero somos moteros y siempre esperamos algo bueno tras una larga recta de aburrimiento y tras el diluvio sale el sol. Se sobre entiende ¿no?

Recorrido descrito en Europa Nómada

El libro no comienza con el plan Low Cost, sino con un viaje directo desde España a Irlanda en busca de la historia épica y olvidada de los náufragos de la “Armada Invencible” española que se organizaron para la invasión del Reino de Inglaterra en el s.XVI. Continua con un viaje hasta Cabo Norte (Nordkapplatåety) su recorrido por Dinamarca, Noruega, Suecia, Finlandia, Repúblicas Bálticas, Polonia y llegada a Republica Checa. A partir de este punto empiezan los que podíamos llamar “viajes Low Cost“.

Nos vamos a encontrar ante casi 300 páginas, que se leen con facilidad. Está escrita como un diario de viaje, las impresiones, todo lo que sucede en el momento del viaje se filtra bajo la mirada y percepción de Miquel Silvestre que lo escribe con ritmo (estilo) muy personal, tiene momentos en que las emociones personales del autor fluyen. También fluye la cerveza y el vino de forma generosa en su narración.

Desde mi criterio (el que escribe esto) le veo algunos “fallos” en la maquetación. El no poner las fotos correspondientes junto al texto del recorrido, (puedo entender como diseñador gráfico que soy, que por tema de abaratar costes se han concentrado todas las imágenes a color) y ya puestos hubiera colocado al inicio de cada ruta, un plano más detallado con el recorrido, en blanco y negro claro está (a mi me encantan ver mapas con rutas).

Ya para terminar, lo que más me ha gustado ha sido la parte de los balcanes, en especial Albania y hasta ahí puedo escribir.

Un artículo de Albert Roldán©

 

 

Seguro: Caser ReMoto

Portada del estuche donde se envía el nuevo Caser ReMoto

Desde diciembre de 2019, en que contraté el seguro para mi moto con la compañía aseguradora Caser, me ofrecieron dentro del paquete de opciones sin ningún coste a mayores, el servicio ReMoto. Un dispositivo de geolocalización automático que en caso de accidente reporta una señal SOS a un centro de control, que a su vez envía un servicio de socorro (ambulancia), en caso de que tu no respondas a su llamada.

Días después de la contratación del seguro, me enviaron dentro de una cajita con instrucciones un “aparatejo” con un mosquetón y un enganche elástico. Como el que se puede ver en la imagen inferior (el de la izquierda).

Antiguo ReMoto (izq.) vs Nuevo ReMoto (drcha.)

Para hacer efectivo este dispositivo, había que seguir las instrucciones que en la foto siguiente se describen.

Antes de todo descargar la app de Caser ReMoto para poder hacerla operativa desde un dispositivo móvil.

Forma de conectar el antiguo dispositivo Caser ReMoto

La idea sobre el papel me parecía buena, pero llegado el momento, el sistema de enganche del dispositivo me ha parecido un engorro. A demás si salgo de viaje largo, hago muchas paradas para fotografiar, ver paisaje, repostar y otros menesteres, por tanto las posibilidades de bajarme de la moto sin darme cuenta de desengancharme y hacer saltar un aviso de SOS, eran demasiadas, así que en este año 2020, aún con los confinamientos y restricciones por él o la COVID, he realizado cerca de 10.000 kilómetros y no me lo he puesto en ninguna de mis salidas.

Tamaño de nuevo dispositivo Caser ReMoto

A mediados del mes de octubre y sin mediar ninguna petición por mi parte. La aseguradora Caser se pone en contacto vía telefónica conmigo y me comunica que me enviarán por correo ordinario un nuevo dispositivo. Más reducido en tamaño y sin el engorro de tener que sujetarlo a uno mismo y a la vez anclarlo a la moto.

Circuito integrado de Caser ReMoto

Como podéis ver en las fotos precedentes, el diámetro es algo superior a una moneda de 1€. Se desenrosca con facilidad para poder desprecintar la pila de botón e iniciar su funcionamiento. Solo contiene el circuito impreso con sus componentes y la pila de botón, dandole un peso muy liviano.

Por la parte inferior posé un adhesivo, pudiéndolo pegar a la moto donde nos sea más práctico y seguro.

A continuación podéis visualizar las instrucciones que envían en la cajita con el dispositivo.

Icono de app de Android y pantallas de la aplicación.

Viendo el último panel de instrucciones, concretamente el icono número 1, se intuye que el dispositivo contiene un sistema de giroscopio, que al detectar una cambio brusco de posición, envía la señal de SOS.

En la siguiente dirección podéis ver más información del dispositivo remoto que proporciona la aseguradora Caser, cuando contratas el seguro de moto.

https://www.caser.es/seguro-de-moto/como-funciona-dispositivo-remoto

Pienso que es un sistema de seguridad pasiva muy bueno para cualquiera que viaje en moto y más en solitario o por lugares poco o nada concurridos.

Pero lo mejor, es nunca llegar a necesitarlo y no tener que saber si funciona el servicio de asistencia.

Una crónica+fotos Albert Roldán©

De la Rioja Media a la Rioja Alta. Y no va de vinos.

Esta vez traemos a roZacunetas unos tramos de carreteras de montaña que hemos podido recorrer este verano de 2020, en la Comunidad Autonomá de La Rioja.

En el año 2018, y bajo iniciativa del gobierno de La Rioja, se crea La ruta de los tres valles, que ofrece a los moteros la posibilidad de disfrutar de un total de 1.313 curvas en un recorrido mototurístico de casi 189 kilómetros que discurre por los valles riojanos del Najerilla, Iregua y Leza, en cuyas carreteras se han instalado novedosos sistemas de seguridad vial y señalización específica para nosotros (los moteros).

En estas rutas se pueden disfrutar los atractivos turísticos de La Rioja, como el Camino de Santiago, paisajes naturales, pueblos y rincones monumentales, encontrar huellas de dinosaurio y otras actividades culturales. Y también bodegas y vinos, que no se nos pueden olvidar.

https://lariojaturismo.com/articulo/mototurismo-ruta-de-los-tres-valles/025ca3d8-c186-d39c-62c7-268edb33f3d6

Nuestra idea inicial parte desde la capital riojana de Logroño para llegar hasta la Comarca de Camero Nuevo y desde aquí pasar a Neila ya en tierras castellanas de la provincia de Burgos.

Desde Logroño a Islallana recorremos una larga recta de 18 kilómetros por la N-111, sin mucho que contar, hasta que nos topamos con las Peñas de Islallana (pedanía del municipio de Nalda), donde nos sorprenden unas impresionantes moles pétreas de 941 metros de altura, que me recuerdan a los Mallos de Riglos de la provincia de Huesca (Aragón).

Peñas de Islallana (La Rioja-España/Spain)

Pasadas las Peñas de Islallana, la carretera se estrecha y empieza a coger interés, aparecen las primeras curvas, aunque en este tramo de la N-111, el tráfico compromete el disfrute y el ritmo.

Embalse de González Lacasa (La Rioja-España/Spain)

A la altura de la localidad de Villanueva de Cameros, giramos a la derecha para tomar la LR-232 y encontrarnos en pocos kilómetros con el embalse de Gónzalez Lacasa, también conocido como Pantano de Ortigosa de Cameros, se encuentra situado a los pies de la Sierra de Camero Nuevo.

La Rioja, se puede describir, como siete valles que parten de la Cordillera Ibérica en dirección norte, abriendo surco en su geografía, buscando el Valle del Ebro. Uno de estos valles es el del río Iregua, río que mana en las laderas norteñas de la cuerda que une la Sierra Cebolleta con el Castillo de Vinuesa. Y en la parte montañosa del valle del Iregua está encerrado el Camero Nuevo. Es un territorio de montañas abiertas y claras, con muchos pastizales y abundantes hayedos, y en la zona de Cebollera grandes pinares.

Ortigosa de Cameros (La Rioja-España/Spain)

La primera localidad con la que nos topamos es Ortigosa de Cameros, donde el asfalto de la LR-323 pasará a ser una infinita sucesión de parches, dando mas sensación de una pista, que de una carretera al perder incluso cualquier tipo de señalización o marca vial.

Carretera LR-232 (La Rioja-España/Spain)

Pero que queréis que os diga. Estas son las carreteras que me gustan y me dan sensación de aventura. Que se incrementa kilómetro a kilómetro al no cruzarte con ningún ser humano, salvo alguna vaca que nos mirará con indiferencia. El ritmo y la velocidad pierden importancia y el simple echo de que el aire nos de en la cara y disfrutar del paisaje nos es suficiente. No es una subida muy pronunciada, tiene curvas reviradas, pero lo único malo es el asfalto como hemos comentado anteriormente.

Pto. Peña Hincada (La Rioja-España/Spain)

Una vez coronado el puerto de Peña Hincada, vale mucho la pena parar y contemplar el fantástico paisaje que nos va a deparar el descenso hasta el río Najerilla y sus casi 700 metros de desnivel.

Pto. Peña Hincada (La Rioja-España/Spain)

Eso sí, la carretera va ha seguir siendo igual de “buena” que antes, así que con cuidado en las curvas de herradura que estarán descarnadas en algún caso y los desniveles que llegan en mas de una al 16% y 17%.

Autorecordatorio: La próxima vez, este puerto hay que subirlo desde el río Najerilla al Iregua, para disfrutar la subida y sus fabulosas rampas.

Vista desde Pto. Peña Hincada (La Rioja-España/Spain)

Llegados a la localidad de Brieva de Cameros, el desnivel se atenúa considerablemente y llegamos a un cruce con la carretera LR-113, donde el firme del asfalto nos parecerá una alfombra. Giramos a la izquierda buscando las burgalesas lagunas de Neila.

Cruce LR-232 y LR-113 (La Rioja-España/Spain)

La LR-113 se hace divertida, se puede tomar un buen ritmo y la señalización nos da pistas de donde poder parar ante cualquier contingencia.

Poste informativo ruta modera (La Rioja-España/Spain)

http://www.ventadegoyo.es

LR-113 Venta de Goyo (La Rioja-España/Spain)

Como es hora de comer, paramos en La Venta de Goyo, gastronomía tradicional de la zona, y buenos platos de cuchara, un rinconcito agradable donde comer tranquilamente y tomar un café a la sombra en este soleado día de verano.

LR-113 corte temporal por obras (La Rioja-España/Spain)

A escasos metros de la Venta de Goyo, nos encontramos con el corte de la carretera por la que circulamos dando al traste con la ruta planificada para hoy. Pero bueno, eso no es ningún problema, al final todos los caminos llevan al destino diversión para un motero.

LR-113 Señales (La Rioja-España/Spain)

Damos media vuelta y seguimos el curso del río Najerilla, discurriendo entre alegres curvas en paralelo con la LR-113. A escasos 11 kilómetros de La Venta de Goyo, nos topamos con un cruce que nos indica que girando a la izquierda, podemos subir al monasterio de Valvanera. ¿Y por que no? ¡Vamos pa ya!

Rio Najerilla LR-113 Señales (La Rioja-España/Spain)

Los cinco kilómetros que nos llevan desde el cruce al monasterio, se realizan por una carretera estrecha pero con buen asfalto y sobretodo bajo un manto vegetal que nos regala una agradable sombra. Tenemos la suerte de disfrutar todo el trazado en completa soledad.

Monasterio de Valvanera (La Rioja-España/Spain)

La carretera termina a las puertas del milenario Monasterio de Nuestra Señora de Valvanera patrona de La Rioja, enclavado en un solitario valle de la Sierra de La Demanda a unos 1.000 metros de altura, rodeado de bosques poblados de robles, hayas y encinas. Donde hace más de 1000 años se fijaban los limites entre el el Reino de Pamplona y el todavía Condado de Castilla.

El momento en que hemos llegado, sin tráfico y en completa soledad hacen de este rato algo muy especial.

Si el entorno te llama al recogimiento, recordaros que actualmente junto al monasterio de los hermanos benedictinos, existe una hospedería.

LR-435 camino a Valvanera (La Rioja-España/Spain)
Monasterio de Valvanera (La Rioja-España/Spain)

Como no tenemos idea de hospedarnos, ni formar parte de la orden monástica, rehacemos el camino en busca de la carretera LR-113, donde al llegar al cruce giramos a la izquierda dirección Nájera.

La carretera sigue siendo muy entretenida hasta pasada la localidad de Anguiano, la localidad que es famosa por ser donde se realiza la famosa Danza de los Zancos, en la que ocho mozos vestidos con unos trajes característicos, se tiran sobre unos zancos de 45 cm dando vueltas sobre una cuesta empedrada.

Desde Anguiano distan 18 kilómetros de linea recta a Nájera, donde para ahorrar algo de tiempo tomamos la autovía A-12, hasta Santo Domigo de La Calzada, donde otra larga recta que es la LR-111 nos dejará a las puertas de la localidad de Ezcaray. 

Ezcaray se enclava en la Comarca de La Rioja Alta y en un valle de las montañas que componen la cara norte del Sistema Ibérico.

Fundada por los reyes de Pamplona en el s.X, tomando su nombre del término en euskera haitz-garai, que significa peña alta. Como curiosidad, hasta bien entrado el s.XIV en el valle se hablaba euskera, tanto es así que la justicia castellana reconoció a los habitantes del cercano pueblo de Ojacastro el derecho a declarar en euskera en los juicios, por ser el habla de la zona.

Iglesia Santa Maria La Mayor – Ezcaray (La Rioja-España/Spain)

Actualmente el turismo es la principal actividad de la localidad, conserva uno de los cascos antiguos mas interesantes de La Rioja, las montañas que lo circundan, la gran variedad micológica y el tener a 14 kilómetros la estación de esquí de Valdezcaray, hacen de este pueblo un rincón muy atractivo de La Rioja.

http://www.valdezcaray.es

Alto de Pradilla LR-111 (La Rioja-España/Spain)

Abandonamos Ezcaray por la LR-111, dispuestos a subir la última cota riojana del día. el Alto de Pradilla. Una agradable subida de 11 kilómetros, con una pendiente media que justo llega al 4%, en un desnivel de 400 metros, su asfalto podía resumirse como “regulero”, pero por peores hemos pasado hoy.

Alto de Pradilla BU-811 (Burgos-Castilla y Leon)

Al llegar a la cima, nos encontraremos con la divisoria entre las Comunidades Autónomas de La Rioja y Castilla y León, el asfalto en tierras burgalesas mejora considerablemente y la bajada se hace agradable por las vistas que nos regala el paisaje.

La carretera por la que circulamos es la BU-811, no tiene apenas tráfico y el tramo desde la localidad de Villagalijo a Belorado se puede disfrutar con alegría. Al llegar a Belorado, giramos a la izquierda atravesando la localidad, cruzamos un puente y a la izquierda tenemos una gasolinera de Repsol que tiene unos precios de combustibles muy competitivos. Siempre paro a repostar en ella.

BU-811 a Villagalijo (Burgos-Castilla y Leon)

La ruta de hoy no tiene mucho más que contar. La concurrida N-120 nos llevará paralela al Camino de Santiago hasta la localidad de Villafranca Montes de Oca, donde empezaremos la subida al último puerto del día, el de La Pedraja, que siempre tiene un tráfico denso y con muchos camiones. Pero para mi sorpresa, desde la salida de Villafranca Montes de Oca, hasta algo más allá de la bajada del puerto, cerca de Ibeas de Juarros, pude disfrutar de la carretera en soledad.

El resto del camino dirección Burgos y hasta nuestro destino en Valladolid, es la siempre aburrida autovía A-62.

Esperamos que estas pequeñas pinceladas riojanas, despierten el interés en descubrir las tierras y valles altos de La Rioja. Pues casi todo en la vida, como en La Rioja, no va a ser vino.

¡Bueno, voy a tomarme un buen vaso de tintorro para recuperar fuerzas tras tanto escribir!

Una crónica+fotos Albert Roldán©

Urdaibai. Reserva de la biosfera.

Tras el fin del eterno confinamiento de invierno y primavera, y aprovechando la posibilidad de movernos entre CC.AA (Comunidades Autónomas de España) y estados europeos en el extraño verano de 2020. Iniciamos nuestra primera salida estival con el objetivo de rutear las carreteras en torno a la Reserva de la biosfera de Urdaibai, ubicada en el territorio de Bizkaia/Vizcaya (EH-Euskadi/Pais Vasco).

Pero como es normal en roZacunetas, no salimos cerca del objetivo del día. Salimos desde la ciudad de Valladolid (Castilla y León) a más de 300 kilómetros de distancia, así que nos tocará chupar autovía para no perder mucho tiempo.

Así que empezaré a contaros, la ruta desde la capital alavesa de Vitoria-Gasteiz, donde abandonaremos las autovías y tomaremos la N-240 dirección norte.

Abandonamos por fin la autovía y empezaremos la primera carretera del día con una recta larga en ligera cuestarriba que nos lleva a la localidad de Legutio/Villarreal de Alava, donde tomamos la A-623 una carretera que serpentea por un estrecho brazo del embalse de Urrunaga, flanqueado por una pantalla vegetal que nos da una refrescante sombra en esta mañana de agosto.

Embalse de Urrunaga. Legutio (Araba/Alava)

Nada más terminar el pantano, entramos en la provincia de Bizkaia/Vizcaya, pasando la carretera a llamarse BI-623. Y la primera localidad vizcaína en la que entramos, desviándonos de la ruta, es Otxandio/Ochandiano. No nos desviamos por nada en especial, sino por mera curiosidad, pues he pasado muchas veces pero nunca había entrado dentro del casco urbano.

Iglesia de Santa Maria – Otxandio (Bizkaia/Vizcaya).

La localidad de Otxandio remonta su primera mención escrita al fuero de Durango, dado por rey de Navarra Sancho el Sabio en 1155. Tuvo ya en la Edad Media, gran importancia por sus ferrerías (antiguas instalaciones siderúrgicas previas a la revolución industrial) y su ubicación como paso entre la llanada alavesa y las tierras del Señorío de Vizcaya. No es una gran localidad respecto al número de habitantes (1.200 aprox.), pero atesora algún que otro edificio de porte y solera, como el ayuntamiento (Udala) del s.XVIII, la casa de cultura (Kultur Etxea) s.XIX, el frontón y bolatoki (bolera), la iglesia de Santa Maria s.XVI.

Baserri/Caserio – Alto de Urkiola (Bizkaia/Vizcaya).

Dejamos Otxandio y en un par de curvas empezamos a subir el puerto de Urkiola entre frondosas hayas. La subida se hace rápida, aun teniendo alguna rampa del 10%, hasta que llegamos al Santuario, son escasos 3,5 km. A la vuelta volveremos a subir por la cara norte desde Durango y ya será otra cosa.

La bajada nos permite disfrutar del paisaje y poder sacar alguna foto típica de ambiente baserritarra (caserio+prado+montes de fondo, el kit completo).

La bajada desde Urkiola, nos lleva a circunvalar Durango y entrar en la N-634 una carretera con mucho trafico, donde a sus cunetas crecen naves y polígonos industriales, que nos acompañarán hasta Amorebieta, donde nos desviaremos por la BI-635. Nos volvemos a desviar a la altura de Gamuzio, por la BI-2713 y enlazando posteriormente con la BI-3102 camino Mungia, atravesando localidades como Larrabetzua, Goikolexea, Gamiz-Fika. Una zona bastante llana (para lo que hay por este territorio) con ligeras ondulaciones, todo muy limpio, muy verde, ordenado y civilizado. La mano del hombre se nota en el entorno, no esperes paisajes de naturaleza salvaje, pero es agradable a la vista el territorio.

Atravesamos la localidad de Mungia por la BI-631 y tomaremos la primera desviación a la izquierda dirección Bakio. El aire empieza a oler a mar, y a lo lejos empezamos a ver un sugerente resplandor en tonos plateados y color azul. Desde la carretera podemos atisbar por un momento la playa de Bakio (Arimune Hondartza). A la salida de la localidad empezamos a subir y a circular paralelos a la costa que nos empieza a ofrecer un ambiente de tráfico veraniego. Nos estamos acercando al famoso islote de San Juan de Gaztelugatxe, unido a tierra firme por un puente de dos arcos.

Islote cercano a San Juan de Gaztelugatxe (Bizkaia/Vizcaya).

Ante tanta expectación y movimiento de coches, decidimos entrar en el parking que está hasta la bandera. En frente hay una puerta de entrada para poder descender hasta el islote. Si se desea acceder al recorrido, es necesario, hacer reserva online y mostrar este a la entrada. En el siguiente enlace se explica como hacerlo.

Ermita de San Juan de Gaztelugatxe (Bizkaia/Vizcaya).

Como estamos justos de tiempo para poder cumplir toda la ruta que nos hemos impuesto para hoy, seguimos la carretera de la costa y paramos en un mirador, desde el que conseguimos la vista de la foto superior. Hay más senderos por los escarpados de la costa y poder tener mejores fotos. Solo se necesita tiempo y ganas de andar.

Desde el monte Sollube, vista de Bermeo (Bizkaia/Vizcaya).

La carretera costera que seguimos nos regala a partes iguales, vistas de la costa y de prados y arbolado de verde intenso. La circulación es fluida, pero hay que ir con cuidado.

Pasamos al lado de un desvío, que indica el cabo Matxitxaco, tiene un faro que se encuentra en un saliente a 122 metros sobre el nivel de mar. La verdad me quedo con las ganas de haber entrado, pero lo dejaremos en asuntos pendientes (uno más).

Nos acercamos a la localidad marinera de Bermeo, que empezamos a ver bajando la carretera que cruza el monte Sollube. Por suerte no nos hacemos mucho lío al atravesar esta localidad y llegamos a Mundaka a escasos 4 kilómetros de Bermeo. Famoso destino surfero y primera localidad y entrada a la ría de Urdaibai.

https://turismo.euskadi.eus/es/top10/espacios-naturales/reserva-de-la-biosfera-de-urdaibai/aa30-12376/es/

Ría de Urdaibai desde Mundaka (Bizkaia/Vizcaya).

Es fácil llegar en Mundaka al puerto y casi en primera linea tienes plazas de aparcamiento para motos. Desde este punto se tiene una magnifica vista de la desembocadura de la ría, las marismas y de la famosa ola de Mundaka, que está considerada una de las mejores izquierdas del mundo, con una longitud que puede alcanzar los 400 m. (yo no vi nada la verdad, ¿igual estaba bajando la marea?).

Eso si las aguas son cristalinas e invitan a pegarse un chapuzón. Venga otra cosa para asuntos pendientes.

https://www.euskoguide.com/es/lugares-pais-vasco/espana/mundaka-turismo/

Laidatxu – Mundaka (Bizkaia/Vizcaya).

La carretera BI-2235 “surfea” paralela a la costa en su margen izquierda, rodeada de pequeñas localidades que van salpicando la ruta.

Otra parada no muy lejana a un poco más de 2 kilómetros de Mundaka, llama nuestra atención. Es la villa de Sukarrieta.

Marisma de Urdaibai – Sukarrieta (Bizkaia/Vizcaya).

Mucho ambiente veraniego, pequeñas playas que van salpicando curiosos rincones. Una perfecta vista de los bancos de arena y unas aguas cristalinas en tonos turquesas llaman nuestra atención.

Playa de Toña Hondartza – Sukarrieta (Bizkaia/Vizcaya).

Proseguimos ruta hasta llegar a las afueras de Gernika-Lumo, antes de entrar en la localidad giramos a la izquierda dirección al hospital para afrontar la BI-2238. Esta carretera va poco a poco alejándonos de la visión de la ría de Urdaibai. Por ello a la altura del barrio de Mendialdua Uzoa en el municipio de Gautegiz-Arteaga, giraremos a la izquierda para tomar la BI-3234, que empezara a ascender y a la vez a ir en paralelo al margen derecho de la ría. Las vistas son fantásticas, tráfico moderado. Podemos seguir “caboteando” la costa sin perder de vista la mar y encontrarnos con sorpresas como la Playa de Laga Hondartza, de 574 metros de largo, emplazada a mar abierto.

Laga hondartza/Playa de Laga – Ibarrangelu (Bizkaia/Vizcaya).

¡Por cierto! para la época en la que nos toca de este 2020, me sorprendió la cantidad de coches y gente que rondaban por la zona. Agobiaba, ¿no me quiero imaginar en época de verano con normalidad?

Muy cerca continuando por la BI-3234, a dos kilómetros nos desviamos a la izquierda para darnos el lujo de contemplar la ubicación de la villa marinera de Elantxobe, en la la ladera Este de la mole rocosa del cabo Ogoño, que protege su puerto pesquero.

Como curiosidad, la única zona del pueblo donde hay un espacio para conformar una plaza, se encuentra una plataforma giratoria que deben utilizar los vehículos de mayor tamaño para poder girar y salir del pueblo.

Elantxobe (Bizkaia/Vizcaya).

Una vez deleitado de la visión costera y tras haberme comido un rico bocata, proseguí por la carretera de la costa sin apenas trafico y disfrutando de sus curveo, hasta la localidad de Ea. Donde di media vuelta y rehice el camino para volver dirección Gernika-Lumo. Pero antes deteniéndome en la localidad de Gautegiz-Arteaga, para poder ver desde fuera el Castillo de Arteaga Gaztelua, que a día de hoy es un interesante hotel.

http://castillodearteaga.com

Originalmente se encontraba en este solar una abandonada torre-castillo del s.XIII.  Pero por cosas del destino, el nombramiento de Eugenio Bonaparte, hijo del emperador Napoleón III, como vizcaíno de origen, por las Juntas Generales de Vizcaya en el año 1856, decidieron que Eugenia de Montijo, mujer del emperador, y propietaria del solar de Arteaga, llegado el momento decidió recuperar la deteriorada propiedad en agradecimiento por tal honor. Encargo la restauración a arquitectos franceses, dandole este estilo neogótico que ha llegado hasta nuestros días.

¿Supongo que la piscina y el jacuzzi de una de las torres no estaba programada en la reforma?

Castillo de Arteaga Gaztelua – Gautegiz-Arteaga (Bizkaia/Vizcaya).

Bueno como el presupuesto de roZacunetas es limitado y hay que moverse, dejaremos esto en la carpeta, de la carpeta de asuntos pendientes.

Como os comentamos volvíamos en dirección Gernika-Lumo, de ahí a Amorebieta, para regresar a Durango y subir Urkiola por su cara norte, 6 kilómetros de subida con rampas medias del 9%, unas cuantas de ellas del 12% y una máxima del 14%, con demasiadas herraduras. Y digo demasiadas porque me toco subir en caravana todo el puerto. Es algo que suele pasar pues tiene mucho tráfico esta zona. Pero si hay suerte y no hay circulación es una subida muy disfrutona, ¡me paso una vez!

Monte Anboto/Amboto desde Urkiola

Pero todo no iba a ser negativo, me pude para a tomar un KAS de limón (la marca de la zona, pues se hacen en Vitoria-Gasteiz) y disfrutar de las vistas del Anboto/Amboto. Un monte sagrado en la mitología vasca, ya que es la morada principal de Mari, la Dama de Amboto. Es una divinidad de carácter femenino que habita en todas las cumbres de las montañas vascas, recibiendo un nombre por cada una de ellas. Personifica la madre tierra, es reina de la naturaleza y de todos los elementos que la componen.

Embalse de Urrunaga. Legutio (Araba/Alava)

Bajamos Urkiola y volvemos a encontrarnos con el “mar” de Alava, en este caso el embalse de Urrunaga, y hacemos parada en una de sus playas. Con el aire que hacia la “mar” estaba rizada, mala hora para pescar.

Llevamos casi todo el día de ruta y aún nos quedan unos cien kilómetros para llegar a destino. Y nos queda intentar no caer en las rotondas-trampa de Vitoria-Gasteiz, hay gente que no consiguió salir de ellas y se ha quedado a vivir en la ciudad. Por suerte no nos liamos mucho y encontramos fácil la A-132 camino del Puerto de Azazeta/Azáceta.

La carretera es cómoda, bien asfaltada y no tiene mucho tráfico. En la localidad de Arraya-Maestu giramos a la derecha para tomar la A-4124 una estrecha carretera que va degradando su pavimento, pero no es para preocuparse, estamos en una de las partes mas divertidas del recorrido. Nada de trafico, rodeados de naturaleza en gran parte de bosque Quercus Pyrenaica (repollo o quejido). Entramos en el Paque Natural de Izki/Izkiko Natura Parkea, una superficie de 9.143 ha, con su máxima altitud en el  monte Kapildui con 1.177 m.

Dora en el Parque de Izki (Araba/Alava).

Como hemos escrito antes es divertida, por que el día nos ha sonreído regalándonos un bonito sol de tarde y cero de tráfico, todo para nosotros solos. Así que si sumamos la distancia desde Arraya-Maestu, hasta la localidad navarra de Aguilar de Codes, nos salen 30 kilómetros de recorrido de curveo, de subidas y bajadas.

Sierra de Codes (Navarra/Nafarroa) vista desde Durruma-Kanpezu (Araba/Alava).

Si además le sumamos la distancia hasta Sansol, otra localidad navarra, sacamos un poco más de 50 kilómetros que son una delicia de paseo entre curvas.

Sierra de Codes desde Aguilar de Codes (Navarra/Nafarroa).

Y si avanzamos un poco más y nos quedan más ganas de correr, llegamos a Los Arcos donde se ubica el circuito de velocidad de Navarra, y desde este a mi destino en Lodosa, ya no me queda nada.

Iglesia de Santa María s.XII – Los Arcos/Urantzia (Navarra/Nafarroa).

Bueno, pues hasta aquí os hemos traído, describiendo un viaje que nos ha llevado desde la mar hasta el Valle del Ebro. Otro día más y mejor. Vsss para todos.

Una crónica+fotos Albert Roldán©

BMW R 1250 GS HP. La moto que puede. Puede.

Traemos a roZacunetas, gracias a Motolid concesionario oficial en Valladolid de BMW Motorrad, la que puede ser la moto más que conocida y reconocida de las carreteras a poco que salgas de ruta o viajes. La BMW R 1250 GS HP, en esta versión las siglas HP (High Performance), distinguen a los modelos concebidos para uso deportivo.

https://www.bmw-motorrad-motolid.com

Motolid – BMW Motorrad en Valladolid.

No vamos a liarnos, ni liaros con datos técnicos de la moto, que si implementa la nueva tecnología ShiftCam, si trae amortiguador WAD, si mantiene el característico telever, etc. En esta dirección podéis encontrar los datos más interesantes.

https://www.bmw-motorrad.es/es/models/adventure/r1250gs.html

Así que con nuestro particular estilo, de moteros de a píe de carretera, os iremos describiendo en un breve resumen, las impresiones que hemos tenido Rubas y Roland en esta toma de contacto.

Toma el teclado Rubas y arranca esa GS…

Sensaciones de Rubas:

Lo cierto es que desde hace tiempo tenia ganas de probar este modelo, ¿La “Reina” de las trail?

Siempre he oído bondades hacia ella, y es prácticamente imposible salir de ruta y no cruzarte con alguna. Entre las maxitrail no tiene rival en ventas.

Una vez encima de la moto, la posición me parece correcta, las piernas algo mas flexionadas que en otras trail, y el manillar de buena anchura.

El pedal de freno trasero me pareció que estaba demasiado metido hacia el motor, y me hacia forzar el giro del pie hacia adentro de manera algo incómoda.

Ya en marcha no se necesita adaptación, te sientes cómodo desde el primer momento. La moto se mete fácil en curva, y el material antideslizante del asiento hace que no te muevas.

La frenada delantera es contundente, a la menor insinuación de maneta, actúa con mucha potencia, al principio hay que tener tacto.

La protección de la pantalla muy buena, no se nota ninguna turbulencia ni siquiera en el casco (mido 1’81m). Además su regulación para subir-bajar es muy simple, sin ningún problema en marcha, por medio de una ruleta.

Empecé la prueba en el modo RAIN, que dulcifica la entrega de potencia, pasando enseguida al ROAD, que es el modo normal, y terminando por el DYNAMIC (sport).

El nuevo motor de 136 cv y distribución variable empuja muy bien, y aun con marchas largas, comprobé que se recupera perfectamente pasando las 2.000 rpm, si no es por el indicador no sabría decir la velocidad que va engranada.

Me gusto mucho el control de velocidad. Su uso es fácil, se desplaza el botón de control de crucero situado en la piña izquierda para activarlo, y moviendo el botón de al lado que es tipo leva hacia delante (set-res), la moto mantendrá la velocidad a la que vamos en ese momento.

Si tocamos embrague, freno o acelerador se desconecta, pero si por ejemplo vamos con el control a 90 km/h, y aceleramos para hacer un adelantamiento, al volver a soltar gas nos recupera automáticamente de nuevo el control a 90 km/h. Por el contrario si reducimos velocidad, podemos recuperar la velocidad guardada moviendo el boton-leva hacia detrás.

La pantalla me pareció de fácil lectura, no indagué mucho en el funcionamiento de los menús.

El tacto del embrague muy suave, eso si, soltaba muy arriba.

El sistema de cambio semiautomático, Quick Shift, personalmente no me acaba de convencer. Para subir marcha funciona bastante bien, pero en las reducciones hay que apretar la palanca con mucha fuerza, incluso en alguna ocasión no fui lo suficientemente contundente y no llegue a reducir. A día de hoy me quedo con el cambio de siempre.

Tampoco me gusto el accionamiento de los intermitentes, poco recorrido del botón y algo duro.

Mi opinión:

La prueba fue algo inferior a una hora, faltaría mas rodaje para una opinión mas detallada, pero diría que es una moto que lo hace todo bien, “solo faltaba” con el precio de salida que tiene, al que seguramente sumaras después algún extra.

También decir que a diferencia de comentarios que he oído, como “después de una GS ya no conducirás otra moto”, no he tenido la sensación de que fuera ni la moto, ni la trail definitiva, ni que pueda mirar a otras desde el olimpo de las dos ruedas, incluso aunque sean de menor cilindrada y potencia.

En definitiva, una moto muy buena, manejable y con carácter, viajera y deportiva.

Sensaciones de Roland:

En mi caso la prueba a demás de la curiosidad por la propia moto, sumaba el interés de estar con la idea de cambio de montura y tras la prueba, estas fueron mis sensaciones iniciales y las conclusiones que saque.

Vengo de una Kawasaki Versys 650 Tourer. Unas moto de estilo trail asfáltica, bicilíndrica, con ninguna tecnología salvo el ABS, algo cabezona en lo referente al peso, suficientemente ágil en curvas y que puedo mover en parado con aceptable agilidad en terrenos complicados.

Mis sensaciones en parado no son malas, llego aceptablemente al suelo (mido 1,79 m), el asiento es cómodo, la pantalla se puede subir manualmente, y te sientes acoplado con sensación de control.

No hay que tocar nada en tema suspensiones, de forma electrónica, ella solita calibra ambas suspensiones, reconoce el peso encima de ella y actúa en consecuencia. Recordar que esta maravilla es un pack a pagar a mayores.

Al arrancar el traqueteo o balanceo del motor bóxer no es nada molesto, el inicio de la marcha si que me fue algo brusco, el embrague es muy sensible y basta con presionar levemente para que entre an acción.

Para salir de la ciudad modo RAIN, perfecto para iniciarte y ya en campo abierto sólo pasé a ROAD. No se si será mi falta de pericia con el uso en la piña derecha de la tecla MODE, pero me costaba fijar el modo de conducción.

A las dos rotondas y tres curvas, la GS te da confianza, inclinas con mucha facilidad, el motor tolera cualquier marcha para darle gas y entregar de forma controlada la potencia y ya si lo haces desde la marcha adecuada notas lo fina que va. La moto tira, faltaría más con sus 136 cv.

Tema Quick Shift, no me gusto nada, ni para arriba, ni para abajo, muy brusco me pareció su funcionamiento, puede ser que no lo utilice en el momento adecuado, puede.

El control de crucero no lo utilice, no se presto la ruta a ello. Aunque intente trastear con él y todas las teclas que pude de la piña izquierda. Decir que estimo que la ruleta de la piña izquierda dificultan el acceso a la botonera e intermitentes. Puede que tengo la mano pequeña, puede.

La frenada delantera es contundente, la trasera (que yo suelo utilizar mucho, en proporción más que la delantera), inicialmente me pareció escasa, ya en ruta creo que me acostumbre y que también que realizo mucho freno motor antes de entrar en curva, el cual me pareció que lo tolera muy bien el motor de la GS.

Terminada la prueba y bajando de la moto, más que la anchura del manillar, note molestias por la postura de los brazos al sujetar el manillar, por lo cargado que llegue de hombros concretamente los trapecios. Puede que no este yo bien diseñado, puede.

Mis conclusiones finales a título personal son las siguientes:

  • Motor: Buen motor, estira con facilidad, y lo controlas con esa misma facilidad.
  • Agilidad en marcha: Es muy fácil de llevar, y puedes “bailar” con ella en carretera de curvas.
  • Agilidad en parado: Es otro tema, hay que pensar donde paras y como. Pesa lo suyo y más si vas con equipaje.
  • Tecnología: Viene a la última, de base tiene lo justo y necesario, y si quieres todo, pero todo, pasas por caja.
  • Estética: Cada uno tiene sus gustos. Para mi de 1 a 10, le doy un 6.
  • Precio/Calidad/Equipación/Exclusividad: Discutible en los 4 apartados. Alto/Adecuada/Pasar por caja/La tiene todo el mundo.
  • ¿La comprarías? En mi caso, y en mis necesidades y gustos, puede que no la compre.

Una prueba by Rubas&Roland.

Fotos Albert Roldán©

Hacia Gredos. De Ávila a Ávila.

Desafiando a un caluroso día de agosto, y como despedida a mi último día de vacaciones, la noche anterior planifico la ruta que hoy veremos.

Os la planteo como una ruta circular con salida y llegada a la ciudad de Avila.

No soy muy amigo de los GPS, me parece que le restan encanto.Soy más de ver la ruta sobre el mapa, y para esto utilizo Google Maps.Usando el modo relieve y buscando carreteras retorcidas.También pinchando sobre ellas para ver el estado del asfalto  o sus características, incluso los desvios para que ya me sean familiares.Es una de mis aplicaciones favoritas.

Después traslado toda la información a papel, y lo llevo a mi mini roadbook, y ya solo es cuestión de seguir mis indicaciones intentando no perderme.

Si os gusta la idea, podéis ver como fabricarlo en el siguiente enlace:

https://rozacunetas.wordpress.com/fabricando-un-roadbook/

Al Lío:

25 de agosto (2020), hacia las 9 de la mañana salimos desde La Cistérniga, Valladolid, Carlitos con su recientemente adquirida Tracer 900, y un servidor, Rubas, con mi V 650.

El enlace hasta Ávila (unos 120 km) lo haremos por largas rectas de la N-601, y después por la N-403.

Nos abrimos paso entre el trafico que encontramos en la capital abulense en dirección sureste para enlazar con la CL-505, que abandonaremos enseguida tomando la AV-503 hacia San Bartolome de Pinares.

Es una carretera estrecha, de unos 5 metros, sin señalización central, pero si lateral, y de asfalto rugoso pero en muy buen estado.

En menos que canta un gallo nos plantamos en lo alto del Puerto del Boquerón de 1.315 metros.

Vistas desde Puerto del Boquerón

Desde aquí una divertida bajada y pequeña rampa ascendente para entrar en San Bartolome de Pinares, donde haremos parada para tomar café.

Ayuntamiento de San Bartolome de Pinares

Una vez retomado el camino en apenas 5 km, coronamos el Puerto de Arrebatacapas, de 1.068 m de altitud.

Los siguientes kilómetros muy divertidos, de bajada y algún pequeño repecho, destacando el serpenteante ultimo tramo, donde nos llama la atención el gran tamaño del pueblo al que nos llevara la AV-503Cebreros, y la estampa montañosa al fondo.

Cebreros desde la AV-503

Cebreros es el lugar de nacimiento del primer presidente de la actual democracia española, Adolfo Suarez.

Puede aquí visitarse el museo Adolfo Suarez y la transición.

http://museoadolfosuarezylatransicion.com/

También es lugar de nacimiento de conquistadores del nuevo mundo; Lázaro de Cebreros y Francisco Tapia; o lugar vacacional del premio nobel de literatura Camilo Jose Cela.

De lo que se entera uno con wikipedia.

AV-503

Dejamos atrás Cebreros por la AV-512 para llegar a la N-403.

Aquí me pase el desvío y nos metimos es el pueblo de El Tiemblo, que estaba muy concurrido.

Tras perder algo de tiempo tomamos la N-403 dirección Avila, desviandonos al poco hacia el Valle de IruelasAV-504, para acercarnos asi a la presa del pantano del Burguillo.

Saber que existe una pequeña isla dentro del pantano de aproximadamente 1 hectárea, toda ella amurallada y con un hotel-castillo que puedes alquilar íntegramente.

http://isladelburguillo.es/index_home.html

Retomamos, pero no por mucho tiempo la N-403, desvío a la izquierda AV-902 hacia Navaluenga-Burgohondo.

La carretera transcurre unos kilómetros al lado del pantano del Burguillo.Es un tramo de curvas enlazadas entre pinos muy divertido, la pena es que delante iba un camión que arrastraba una pequeña cola que nos corto un poco las alas.Las zonas de linea discontinua son escasas.

En la localidad de Burgohondo tomamos la AV-913, diría que la mejor carretera del dia.

Sobre el río Alberche AV-913

De nuevo carretera estrecha con solo señalización lateral, pero correctisimo asfalto.

Es una carretera con un poco de todo, subidas con y sin vegetación, bajadas entre pinares, curvas enlazadas, zonas con peraltes, herraduras….

Hacemos de nuevo parada para tomar un refrigerio, el calor empieza a apretar, son las 12:30 y el termómetro ya marca 30°.El sitio elegido fueron las piscinas del municipio de Navarrevisca.

El camarero ya nos puso en antecedentes al comentarle la dirección que íbamos a seguir, “” Pues tenéis una buena subida””, y así fue.

Nada mas pasar el siguiente pueblo, Serranillos, la carretera empieza a picar fuerte hacia arriba, con un par de herraduras y una buena dosis de curvas enlazadas. A nuestra izquierda el Cerro del Cabezo, de 2.191 m de cota máxima, nos regala unas vistas impresionantes a las que las fotos no hacen justicia.

En unos 6 km alcanzamos el Puerto de Serranillos de 1.575 m.

En la cima nos topamos con dos valientes ciclistas que acaban de hacer cima, y es que Serranillos es un puerto con historia en el ciclismo español.

Si la subida nos gusto, la bajada mucho mas.Son 16 km hasta la localidad de San Esteban del Valle, entre bosque de pino y bordeando la ladera de la montaña, una delicia.

Queda pendiente para próximas ocasiones atacarlo por su vertiente sur.

Llegados a San Esteban del Valle me decido a tomar hacia mitad del pueblo un desvío a mano derecha que nos lleva directamente, un poco mas abajo del puerto del pico por su cara sur, al Alto el Sidrillo de 1.290 metros.

La carretera estrecha como las anteriores, un poco mas maltratada, pero perfectamente circulable.Aquí el calor ya empezaba a hacer mella, y no pudimos disfrutarlo como deberíamos. El cuerpo pide ya parada para comer y desprenderse de algo de ropa.

Seguiremos la N-502 sin hacer parada en el ya conocido Puerto del Pico hasta tomar el desvío a Hoyocasero por la AV-905.

En la parada del mediodía encontré con google maps una zona recreativa en el término de Navalosa sobre el río Alberche, y es justamente donde nos dirigimos para comer de picnic.Para ello al poco de salir de Navalosa desvío hacia Navarrevisca y parada sobre el río Alberche.

Termino de Navalosa

El sitio todo un acierto.Entorno agradable con buena sombra, y río que invita a refrescarse, y NO nos quedamos con las ganas….jejejeje.

Además hay chiringuito, donde también sirven comidas.

Después del merecido baño, café y helado volvemos hacia atrás para retomar de nuevo la AV-905 hacia Navalmoral, donde tomaremos desvío norte hacia AvilaAV-900.

Ambas carreteras de doble carril y perfecto asfalto, curvas rápidas y escaso trafico.

En menos de 10km desde el desvío alcanzamos el Puerto de Navalmoral de 1.514 m.

De aquí en adelante las curvas se iran difuminando, y así llegamos de nuevo a la capital abulense.

El tramo desde la comida a Avila lo disfrutamos muchísimo, curveando a dúo, con un ritmo alegre.

Ya tan solo nos queda enlazar de nuevo con La Cistérniga, Valladolid, tramo poco interesante en general a nivel de carreteras.

La ruta Avila-Avila ha sumado unos 210 km, 470 km el computo total.

· Lo mejor, un sin fin de curvas, escasisimo trafico, el paisaje, y la parada con baño incluido.

· Lo peor el excesivo calor, hasta 35°.

Saludos amigos.V’ss.

Crónica by Rubas. Fotos: Carlitos & Rubas.

De estar en Babia, a estar en Asturias.

Como este año está el patio como está y las salidas que hacemos en roZacunetas son de ida y vuelta a casa, Asturias está siendo el destino estrella.

Si en la anterior salida, la de “Desfiladeros: Entramos y salimos de Asturias”, nos adentrábamos en tierras del oriente Astur, en esta ocasión, rodaremos por la zona centro-sur del Principado viniendo de tierras del antiguo reino de León.

No os contaremos la ruta desde que salimos de la ciudad de Valladolid, no tiene mucho misterio. De todas formas si te interesa saber algo del camino de Valladolid a Cistierna, os ponemos enlace de una crónica de nuestro primer Rallye Mototurístico Astur que organiza el club “Angeles del Asfalto”.

https://rozacunetas.wordpress.com/fotos/fotos-rutas-2016/vamos-de-rallye-1a-parte-xiv-rallye-mototuristico-astur/

Cisterna (Provincia de León).

En la villa de Cistierna a los pies de montaña oriental leonesa a orillas del río Esla, realizamos la primera parada, para repostar motos y moteros y confirmar la ruta. Que seremos sinceros, nada más empezar tuvimos que rectificar. Pero a pesar de ello, creo que nos quedo un recorrido de lo mas interesante.

El camino nos lleva hasta la localidad de La Robla, donde tomamos la N-620 dirección al puerto de Pajares, pero en nuestro recorrido toca desviarnos a la altura de Villamanín, donde giramos en un cruce a la izquierda para afrontar la subida al puerto de Aralla.

Puerto de Aralla (Provincia de León).

La carretera está en buen estado y tiene escaso tráfico. Su trazado nos eleva hasta los 1.536 metros sobre el nivel del mar. No se ve el mar, pero en la lejanía se llega a ver un punto azul que es el embalse de Barrios de Luna.

Puerto de Aralla, bajando se ve el embalse de Barrios de Luna (Provincia de León).

Tras una subida rápida, la bajada no lo es menos hasta dejarnos en las orillas del embalse de Barrios de Luna. Donde destacará el puente atirantado, el segundo con más luz de España.

Como no paramos a sacar ni una foto, el servicio de documentación de roZacunetas nos recuerda que en otra participación en el Rallye Mototurístico Astur, ya lo fotografiamos y hablamos de él.

https://rozacunetas.wordpress.com/xvi-rallye-mototuristico-astur-junio-2018/

A partir de aquí no se si estábamos o entrábamos en Babia, ¡eeeh!…

La tontería de antes viene a colación del nombre de Babia. Ya que la R.A.E. (Real Academia de la lengua Española) recoge la expresión “estar en babia”, como equivalente a estar descuidado, divertido o con el pensamiento muy distante de lo que se trata, según el Diccionario de la Lengua Castellana de 1822.

San Emiliano (Comarca de Babia – Provincia de León).

La expresión tiene un par de historias respecto a su procedencia, la más conocida y parece que menos probable, se remonta a época medieval, cuando los reyes del Reino de León, escogían este lugar para su reposo y alejarse de las tareas cotidianas de la corte, lo que originó el dicho “estar en Babia“.

La otra historia, nos cuenta que al acabar el verano los pastores se dirigían en trashumancia con su ganado a Extremadura y cuando estaban por la noche todos frente al fuego, siempre había alguno que sentía nostalgia de la tierra hasta que otro se le acercaba y le decía “¡eh, despierta que estás en Babia!“.

Estampa a las afueras de San Emiliano (Comarca de Babia – Provincia de León).

De todas formas las vistas son espectaculares desde el mismo pueblo de San Emiliano y mientras vas subiendo el Puerto de Ventana, se hacen majestuosas. La parada en el Mirador del Puerto de Ventana, es obligatoria, si o si, ya que está colocada en una posición estratégica.

Mirador de Ventana (Comarca de Babia – Provincia de León).

La cima del puerto se ve desde el mirador y se llega rápido, de todas formas es una subida que desde San Emiliano se hace en poco tiempo, pero tiene el peligro de encontrar ganado suelto y los “regalos” que dejan en el asfalto.

Vista desde el Puerto de Ventana (Comarca de Babia – Provincia de León).

En la cima de 1.587 metros, encontraremos la frontera entre León y Asturias. La bajada no será ni tan corta, ni tan rápida como la subida. Nos esperan casi 20 kilómetros de descenso hasta el Concejo de Teverga. No tiene grandes desniveles, sus rampas mayormente rondan entre el 6% al 8%, no se hace muy pesada y el paisaje con la belleza estival acompañan nuestra marcha.

Terminando la zona de bajada, nos topamos con un pequeño desfiladero, que nos trae recuerdos de los desfiladeros de Los Beyos y La Hermida. Es la zona de Cueva Huerta, que esconden un tesoro en forma de cueva de nada menos que de 14,5 kilómetros de longitud.

Cueva Huerta

Cueva Huerta (Concejo de Tevergáa-Principado de Asturias).

Justo donde está la entrada de la cueva, hay un pequeño parque con arboles y mesas donde paramos a comer el bocata y estirar las piernas.

También desde este parque, se encuentra uno e los ramales de La Senda del Oso. Que une Fresnedo con Caranga de Abajo.

https://www.turismoasturias.es/descubre/naturaleza/rutas/senderismo/senda-del-oso

Fresnedo. Senda del Oso (Principado de Asturias).

Tras comer, andar un poco, no mucho, (escribo lo de no mucho por los modelitos con los que vamos), lo justo para sacar unas fotos. Volvemos a la carretera que ese si que es nuestro hábitat, disfrutando de los siguientes 36 kilómetros que encadenamos por las AS-228, AS-229, AS-230 y nos llevan a coronar el Alto de La Cobertoria.

Panel informativo en La Cobertoria (Principado de Asturias).

Siempre que oigo el nombre de este puerto, me acuerdo de La Vuelta ciclista a España. La Cobertoria es de esos puertos clásicos de La Vuelta, llegó a ser final de etapa en el 2006. Pero a mi siempre me viene a la mente la caída de Alex Zulle, bajando el puerto, el suizo es miope, nada menos que 4,5 dioptrías y en cuanto se le empañaban las gafas no veía nada. Aquello sucedió en 1993, no gano esa Vuelta, pero gano las de 1996 y 1997 y también quedó dos veces segundo en el Tour de Francia.

¿Y a que viene toda esta historia? Pues viene sobre todo, por ser La Cobertoria la primera baliza que tuvimos que buscar Skooby y el que escribe, en este mundillo de las Challenge, Desafios o Rallys Mototurísticos.

Y la verdad fue impresionante, una niebla densa mezclada con orbayu, la frenada de Skooby “fuera de pista”, el no encontrar la baliza, el descenso sin ver casi nada… Vamos ni poder ver el paisaje.

https://rozacunetas.wordpress.com/fotos/fotos-rutas-2016/estamos-de-rallye-2a-parte-xiv-rallye-mototuristico-astur/

Vista desde el Alto de La Cobertoria (Principado de Asturias).

Pero esta vez, hemos tenido suerte. Y las vistas la verdad, no defraudan.

La tarde avanzaba rápido y nosotros no tanto, nos quedaba una buena parte de los objetivos el día y volver hasta Valladolid.

Todavía quedaba “callejear” mucho por los pueblos astures, aunque la zona nos es conocida. Pero la subida al Alto de La Colladora, es un nuevo reto para nosotros.

Alto de La Colladona (Principado de Asturias).

Personalmente he de decir, que es la subida que más me ha gustado del día. Desde Cabañaquinta a la cima, se supera un desnivel de 420 metros en 5,5 kilómetros. Paisaje encantador de bosque atlántico, junto con plantaciones de eucalipto, el asfalto correcto, no es para correr, pero se puede subir a buen ritmo por el escaso trafico que encontramos.

Alto de La Colladona (Principado de Asturias).

La bajada por la AS-252 hasta Pola de Laviana es de casi 12 kilómetros y se descienden 535 metros de desnivel. Se puede considerar relajada y sin mucha complicación.

Desde Pola de Laviana, al último puerto que cruzaremos en tierras astures, distan 41 kilómetros. Aunque realmente los últimos 17 kilómetros son de ascensión. Ascendemos desde casi nivel del mar, hasta 1.490 m, salvando  un desnivel de 835 m, en un recorrido plagado de curvas de herradura y rampas de importante desnivel.

Puerto de Tarna (Principado de Asturias).

Es un puerto para disfrutar y mucho, pero a nosotros se nos terminó haciendo largo, sobretodo por la sensación de no llegar nunca a la cima. Posiblemente a esas alturas de la ruta, los kilómetros y horas hacían mella.

Puerto de Tarna (Principado de Asturias).

¡Perooooo! Las vistas en la cima valen la mucho la pena. Lastima el fuerte viento que soplaba que hacia desagradable el poder andar con tranquilidad.

Desde aquí ya empezamos “a ver” el final de nuestra aventura.

La bajada a Riaño son 29 kilómetros. La carretera va progresivamente mejorando y se va ganando ritmo paulatinamente.

Las luces de la tarde empiezan a crear brillos en las aguas del pantano anunciando el fin del día en los Picos de Europa.

Embalse de Riaño (Provincia de León).

Por nuestra parte, paramos para tomar un refrigerio, repostar y ver la ruta de vuelta hasta Valladolid ciudad, nos quedan nada menos que 220 kilómetros. Al final del día hemos rozado los 700 kilómetros de ruta. ¡No esta mal! Hemos disfrutado, hemos subido puertos que teníamos pendientes y redescubierto otros conocidos y atravesado paisajes mágicos. Más pronto que tarde seguro que volveremos por carreteras asturianas.

Una crónica+fotos Albert Roldán©

Desfiladeros: Entramos y salimos de Asturias.

Hoy os traemos una ruta que llevábamos largo tiempo aparcando una y otra vez en la carpeta de asuntos pendientes. Tras una sencilla conversación con la típica frase ¡nos la hacemos! nos lanzamos el primer sábado de julio en el que las temperaturas en el norte de la península se anunciaban rondando los veintipocos, a emprender una interesante ruta. No por la novedad de las carreteras por las que nos moveríamos, conocidas de sobra sino por el echo de entrar en el Principado de Asturias por un desfiladero (el de La Hermida) y salir de él por otro desfiladero (el de Los Beyos) y todo en la misma ruta y día.

Tras madrugar un poco (no mucho), para evitar calores, lo emocionante del día empezaba al entrar en la localidad “galletera” de Aguilar de Campoo. Lo de “galletera” para el que no lo sepa viene por su tradición centenaria en la industria de la galleta, que actualmente mantienen las fábricas de los grupos Gullón y Siro.

Inicio

En Aguilar casi a los pies de la Iglesia de Santa Cecilia, tomamos la carretera P-220, que kilómetro a kilómetro nos va introduciendo en el paisaje de montaña que ya en la localidad de Barruelo de Santullán da la sensación de subida a puerto de montaña, por la carretera que discurre paralela al curso del río Rubagón entre un agradable bosque mixto de frondosas, ¡a que queda bien lo de frondosas!

Ya en Brañosera (primer Ayuntamiento de España, año 824 entonces Reino de Asturias), a los pies de la Sierra de Hijar, la carretera empeora ligeramente y se retuerce en una rápida subida al Alto de Grullos, donde el Golobar 1.840 m y el Valdecebollas 2.144 m se nos presentarán majestuosos.

La carretera discurre en una ligera bajada, con curva sorpresa a la izquierda en Salcedillo (siempre me pilla por sorpresa) que nos introducirá en tierras Cantabras, donde la que ahora pasa a llamarse CA-280, mejora en señalización, anchura y asfalto. Las vistas del paisaje se llenan de tonos magenta que aporta el colorido brezo, resaltando sobre el sorprendente verdor estival de este año. No os voy a engañar. Aquí se puede ir muy rápido con las amplias curvas que describe la carretera y entonces la paleta de colores se difumina.

La primera localidad cantabra, Espinilla, nos iniciará en la subida al Puerto de La Palombera, sólo son 6 kilómetros hasta la cima, con un desnivel máximo del 7,5% y esta vez no nos hemos cruzado vacas. El aire está limpio y fresco, alguna nube nos acompaña, pero nos augura un fantástico día, dejando atrás los calores extremos de la Meseta castellana.

Cima del Puerto de La Palombera CA-280 Cantabria

Aquí tengo que deciros que es mucho más divertido subir la Palombera desde la vertiente norte, en concreto desde Fresneda, donde comienza realmente el puerto, pues son 22 km de ascensión entre el 4% y 6% gran parte atravesando un túnel vegetal de bosque caducifolio ¿como se te queda el cuerdo?

Recordaros que rodamos en el Valle de Cabuérniga, cerca del Parque Natural del Saja-Besaya. Si vas con tiempo puedes desviarte para realizar senderismo, ver pueblos pintorescos como Barcena Mayor, o comerte un cocido montañés.

https://www.turismodecantabria.com/descubrela/municipios/46-cabuerniga

Parque Natural Saja-Besaya

Bajando el Puerto de La Palombera CA-280 Cantabria

Esta vez nos toca así la ruta, pero por ello no desmerece en absoluto y las vista son espectaculares. Ejemplo de ello, es la parada para la foto de rigor con el corzo, desde el fantástico Balcón de la Cardosa.

Balcón de la Cardosa. Puerto de La Palombera CA-280 Cantabria

Desde la Cardosa, será un no parar de bajar, eso sí, con cuidado, pues hay que andar con ojo con las vacas, algún caballo suelto, los ciclistas que depende el día te sorprenden por todos los lados y a todo esto súmale el paso de anfibios. Yo no he visto nunca ninguno en las cinco veces que he pasado este puerto. Pero parece que haberlos haylos…

Ya en zona llana, empezamos a encadenar localidades, Renedo de Cabuérniga, Selores, Terán, Valle. Pues en Valle, primer cruce a la izquierda y empezamos una subida rápida por la CA-182, buen asfalto y buenas vistas.

Tan buenas son las vistas, que no te quedará más remedio que parar en uno de los miradores que están a la izquierda según el orden de nuestra marcha. La recomendación de roZacunetas es parar en el tercer mirador, el Mirador Asomada del Ribero. Por las mañanas y medio día está en sombra, buen sitio para parar, refrigerarse o comer el bocata.

CA-182 entre Valle y Carmona (Cantabria).

Las vistas desde el mirador son fantásticas. Podemos contemplar las localidades de San Pedro y Carmona (pertenecientes al municipio de Cabuérniga), esta última declarada conjunto histórico-artístico, que nos ofrece un buen ejemplo de arquitectura típica de las casonas montañesas.

Mirador Asomada del Ribero. Carmona (Cantabria).

Tras hacer un pronunciado pero rápido descenso a Carmona, tras 4 kilómetros de llano, nos encontraremos en Puentenansa. Para nosotros un sitio ideal para repostar en la gasolinera de la localidad y estar despreocupados hasta la tarde.

Puentenansa (Cantabria).

La localidad de Puentenansa, es un perfecto cruce de caminos norte-sur, este-oeste, cual rosa de los vientos. En nuestro propósito del día se encuentra entrar a Asturias por el desfiladero de La Hermida, tenemos 2 opciones, hacerlo entero o desde la mitad. Como la idea es hacerlo en su totalidad, tomamos dirección sur por la CA-281.

En mi caso sólo había recorrido estos 39 kilómetros una vez y dirección sur a norte. En esta ocasión lo hacemos norte a sur y es con una ligera subida. Tenemos suerte y el tráfico es escaso. El asfalto es correcto, la temperatura adecuada y el disfrute es total. Un tramo muy recomendable.

CA-281. Al fondo Tudanca (Cantabria).

Mirador del Jabalí CA-281 Cantabria. Peña Labra y al fondo Picos de Europa.

¿Y cómo no?, las vistas que se encuentran en el recorrido dan para unas cuantas paradas para foto de recuerdo. Tanto es así que Skooby me pide que me espere en la curva del Mirador del Jabalí para inmortalizar una de sus arriesgadas “tumbadas” con su potente Pisoni.

Skooby+Pisoni en la CA-281 Cantabria.

La CA-281 nos llevará casi a los pies de la cima de Piedrasluengas ya en tierras palentinas. Al llegar al cruce giramos a la derecha para descender por la CA-184, que nos dejará en una rotonda a las afueras de la localidad cántabra de Potes, donde iniciaremos por fin el paso por el Desfiladero de La Hermida.

La Hermida, el desfiladero más grande de España

Este desfiladero de 21 kilómetros, el más largo de España, encajonado entre paredes que alcanzan los 600 metros y horadado por el río Deva… ¡pues no tenemos ni una foto! nosotros empezamos a seguir el ritmo de un todoterreno que iba de lujo y que queréis que os cuente. Cuando nos dimos cuenta estábamos ya en tierras astures, concretamente en la localidad de Panes en el Concejo de Peñamellera Baja/El Valle Baxu de Peñamellera.

Dentro de Panes, el primer cruce, giramos a la izquierda sobre el río Deva y nada más pasar el puente giro a la derecha para trepar por la AS-343 una carretera de 12,5 kilómetros que me encanta, y nos lleva a la localidad de Colombres capital del Conceyu de Ribadedeva.

Dada la hora que teníamos y como escribió Cervantes, dándole voz el Quijote: _ Pero, sea lo que fuere, venga luego, que el trabajo y peso de las armas no se puede llevar sin el gobierno de las tripas. Está claro ¿no?, tocaba parar a comer y que mejor que empezar por unos quesos y en concreto uno contundente, el cabrales, no apto para paladares flojos.

https://www.quesocabrales.org

Tras la pitanza, dimos un paseo por el parque de la Quinta Guadalupe, presidido por un elegante palacio estilo indiano de 1906, donde se asienta el actual Museo-Fundación Archivo de Indianos. Muy interesante la historia de su propietario, + info en:

https://www.archivodeindianos.es

Volvemos a la ruta y para ir entonando el cuerpo salimos dirección sur a Villanueva para tomar la AS-343 en dirección Llanes. Una deliciosa carretera, estrecha, rodeada de prados, que discurre entre arroyos y alguna zona boscosa y atraviesa pequeñas localidades con floridos balcones. Unos 26 kilómetros para degustar.

La AS-343 nos deja en la autovía E-70, pero enseguida tenemos que desviarnos dirección Parres (pero giramos a la izquierda) para enlazar con la LLN-7, una carretera rural que nos dispone para la subida al Alto de La Tornería (dirección El Mazuco), en plena Sierra de Cuera que dista escasos 6 kilómetros de la franja del litoral.

Dora y La Sierra de Cuera al fondo. LLN-7 Principado de Asturias.

La carretera se presenta estrecha, asfalto por momentos irregular, con pendientes del 8% y 9%, de repente se gana altura y en sus últimos 3 kilómetros con rampas del 16%, podemos ver por el retrovisor algo azul que no es cielo…

Roland+Dora subiendo el Puerto de La Tornería LLN-7. Principado de Asturias.

… es el Mar Cantábrico. Bueno, en lo nombrado como mar, aquí podemos empezar una discusión al respecto, que extrañara a los españoles, como por suerte tenemos bastantes lectores internacionales, estos pueden tener problemas para ubicar el Mar Cantábrico. En este caso nos guiaremos por la denominación internacional de Bay of Biscay o Golfo de Vizcaya, que da el CIEM Consejo Internacional de Exploración del Mar / ICES International Council for the Exploration of the Sea, encargado de coordina y promover la investigación en la oceanografía, el medio ambiente, el ecosistema, y sobre los recursos marinos vivos en el Atlántico Norte para mejorar su sostenibilidad. Tiene su sede en Copenhague (Dinamarca) donde se estableció en 1902.

Puerto de La Tornería LLN-7. Al fondo LLanes. Principado de Asturias.

Y como hubieran dicho Faemino y Cansado, decir a las fuerzas vivas que nosotros no fuimos responsables de aquello… Vamos que desde lo alto se abre una brecha en la sierra desde donde se ver el azul del mar y una línea de tejados que son la Villa marinera de Llanes.

https://www.llanes.es/es

Puerto de La Tornería LLN-7. Principado de Asturias.

Una vez coronado el puerto, comenzaremos el descenso algo pronunciado de la LLN-7, que nos lleva a un cruce donde giraremos a la izquierda para enlazar por las AS-115 y AS-114, y llanear camino de Cangas de Onís. Suelen ser carreteras con bastante tráfico y más en fechas veraniegas, pero extrañamente no hay mucha congestión y los restaurantes y casa rurales no muestran la inusitada actividad de la época, incluso Cangas no muestra sus calles bulliciosas ¿será por el coranivirus?

https://cangasdeonis.es

Atravesando toda la población y justo antes de llegar al famoso Puente Romano de Cangas de Onís donde cuelga la Cruz de La Victoria, giramos a la izquierda para afrontar el penúltimo reto del día que se esconde en la N-625, el Desfiladero de Los Beyos, un profundo y estrecho cañón fluvial de 12 km de largo por el que fluyen las aguas del río Sella.

Desfiladero de Los Beyos N-625.

Posiblemente desde nuestro punto de vista, es más espectacular que el Desfiladero de La Hermida para recorrer en moto, y si le sumas la subida al Puerto del Pontón y la bajada a Riaño juntas 64 kilómetros de puro placer motero.

Desfiladero de los Beyos

Desfiladero de Los Beyos N-625. Mirador de Oseja de Sajambre (León).

¿Pero habéis visto que peazo vistas tienes? Increibleble… Menudo regalo para la vista y súmale esas luces de la tarde.

Todavía nos queda disfrutar la subida al Pontón y su trepidante bajada hasta Riaño. Aquí se puede ir muy muy alegre.

Llegados al cruce de Riaño, giramos dirección Boca de Huérgano y no está todavía todo el pescado vendido. Las generosas curvas que bordean el pantano de Riaño nos hacen disfrutar y por un momento la visión de unas motos de agua que corren en paralelo nuestro nos hacen pensar que no cortamos solo el viento. Y como bonus track, una pequeña subidita y unas curvas guapas nos dejan relajadamente en la localidad palentina de Guardo.

Poco más podemos añadir de interés, salvo que nos quedan 150 kilómetros para llegar a casa. Pero los objetivos del día y los puntos de interés se han cumplido y os lo podemos contar. Qué hemos disfrutado durante más de 9 horas de conducción efectiva y 661,4 kilómetros. Y recordar que las pequeñas aventuras moteras, están más cerca uno de lo que parece.

Una crónica+fotos Albert Roldán© / fotos Skooby.

De ruta por castillos segovianos.

Vamos a retomar una temática que gusta en roZacunetas, las rutas de castillos, que nos dan la posibilidad de juntar unas cuantas aficiones, historia, fotografía, arquitectura, y sobre todo sacar a pasear y que le de el aire a la moto.

Alguno se preguntará ¿y de papeo no comentas nada? Nada, vamos de bocata en tiempos de Coronavirus, la agenda es apretada y en este final de junio esta apretando el calor a base de bien y no está para comerse un cochinillo, con alubias de La Granja y ponche segoviano de postre.

La ruta escogida discurre en su totalidad por la provincia de Segovia (Castilla y León), donde nos encontraremos con 7 castillos y fortalezas, de diferentes estilos y épocas. Las carreteras secundarias por las que circularemos tienen un estado entre bueno y aceptable, no tendremos grandes desniveles ni zonas de apasionantes curvas (aunque hay algún tramo guapo). El propósito principal aunque parezca extraño es más la visita turística en sí , que el manejo de la moto. Pero a veces el solo hacer kilómetros es suficiente para llenar las ansias moteras.

Arrancamos esta ruta de castillos segovianos en la milenaria localidad de Coca, que ya aparece en textos clásicos del 500 A.C. con el nombre de Cauca, siendo en ese tiempo una ciudad estado de entre 6.000 a 8.000 habitantes, habitada por el pueblo de origen celta de los Vacceos. Conquistada por Roma en el 151 A.C. es lugar de nacimiento del emperador romano Teodosio I el Grande, el que partió el imperio entre sus hijos Arcadio (Imperio Romano de Oriente y Honorio (Imperio Romano de Occidente) Ahí queda eso, ¿como se os a quedado el cuerpo?

Castillo de Coca (Segovia-Castilla y León).

La edificación que más destaca salvando la altura de la solitaria Torre de San Nicolas del s.XIII, sobre los tejados y los pinares de Coca es el castillo del s.XV, edificado en estilo gótico-mudejar, realizado íntegramente en ladrillo.

Posiblemente querido lector, te estarás preguntando, ¿castillo de ladrillo y no de piedra?¿por qué? Pues tiene una explicación muy lógica. En el momento histórico en que se levantan este tipo de castillos (los últimos de utilidad defensiva), nos encontramos en una transición entre el final de la Edad Media y el comienzo de la Edad Moderna y la irrupción en el campo de batalla de la primeras piezas de artillería. El ladrillo soporta mejor el impacto de las balas y hace más difícil la destrucción inmediata de los almenares.

La historia de los propietarios de esta mole “ladrillesca” se inicia con la influyente familia de los Fonseca, con Alonso de Fonseca y Ulloa, obispo de Ávila y arzobispo de Sevilla, continuando por su sobrino otro Alonso y llegando por casamientos a propiedad de la Casa Ducal de Alba en la actualidad, los cuales lo cedieron en 1954 al Ministerio de Agricultura por un periodo de 100 años menos un día (para no perder el derecho de la propiedad) y que alberga la la Escuela de Capacitación Forestal.

El interior del castillo es visitable. Pero en esta época de pandemia esta suspendido temporalmente hasta nuevo aviso.

http://www.castillodecoca.com

Castillo de Coca (Segovia-Castilla y León). Estilo Gótico-Mudejar.

Queda mucho día y muchas cosas que ver, la carretera SG-332 con sus largas rectas que cruzan el mar de pinares nos llevan a la segunda parada del día, el municipio de Turégano.

Tenemos que atravesar toda la localidad, hacer una pequeña bajada hasta la plaza mayor de la villa donde al fondo se yergue sobre un promontorio, el castillo de Turégano con su singular torre del homenaje y de iglesia juntas pero no revueltas.

Castillo de Turégano (Segovia-Castilla y León).

La localidad y el castillo pasan a control de los obispos de Segovia, desde que en 1123 doña Urraca de Castilla donase la villa y el señorío de Turégano a Pedro de Agen, primer obispo de la restaurada diócesis de Segovia y de origen aquitano, quien inicia la construcción del castillo y la iglesia de San Miguel en estilo románico. Ya en el s.XV el obispo Arias Dávila modifica y amplia la fortaleza-palacio.

Contaríamos más historias acaecidas en el entorno de Turégano y su castillo, que dejarían a la trama de Juego de Tronos, en folletín de serie B. Como cuando el castillo se convirtió en sede de la Cancillería y Audiencia del reino, sede de monarcas castellanos y de cortes durante los siglos XIV y XV. O sede se sínodos diocesanos, lugar de reconciliación entre el rey Juan II y el contestable de Castilla Don Álvaro de Luna (al que luego ajusticio y el obispo de Turégano ocupo su cargo), o la toma de partido del obispo por el bando de Isabel I en la guerra contra su sobrina la Beltraneja, o como en 1586, cuando Antonio Pérez secretario del rey Felipe II, tras su caída en desgracia por traición al monarca, es confinado en el castillo en un primer momento en compañía de su familia y la atención de sus criados, pero tras un frustrado intento de fuga, fue incomunicado en una mazmorra, con acceso desde la iglesia del castillo, que todavía se conserva.

¡Todavía sigues alabando esa serie de medio pelo! ¡Anda y comprate un libro de historia medieval que da mil vueltas a ese bodrio “julibudiense” y sin necesidad de dragones!

http://www.turegano.es

Castillo de Turégano (Segovia-Castilla y León).

Dejamos Turégano tras tantas historias y volamos por la CL-603 rodeado de amarillos campos cerealistas por la meseta castellana en dirección de la ciudad de Segovia, carretera ancha, largas rectas, un poco de tráfico y nos presentamos en el pueblo de Zamarramala (el de las alcaldesas), desde donde poder tomar las mejores vistas del Alcázar de Segovia. Uno de los monumentos más visitados de España y patrimonio mundial de la Unesco.

http://www.zamarramala.com/default.asp?menu=zama

Alcazar de Segovia (Castilla y León) desde el Santuario de Nstra. Sra. de La Fuencisla.

Si venimos de un castillo con mucha historia, imagínate este que tiene su primer emplazamiento en un castro romano de hace dosmil años, que pasa a fortaleza medieval, palacio real (cuando toma el nombre de alcázar), custodio del tesoro real, prisión de estado​, Real Colegio de Artillería y Archivo General Militar.

Fue corte y residencia real de numerosos reyes de Castilla desde el s.XIII hasta el S.XVI. La silueta actual nos llega de principios del s.XV, reinando de Enrique III y Catalina de Lancaster (hermana de Enrique IV de Inglaterra y abuela de Isabel I de Castilla). Los descendientes de ellos (Juan II y Enrique IV) ubican en el Alcázar la custodiaba el Tesoro Real, el Archivo del Reino y la Armería Real.

Se puede contar mucho más, pero casi mejor acercarse a Segovia pasar un fin de semana en la ciudad y no solo visitar el Alcázar (si lo visitas observa con atención los techos artesonados).

Según cuenta la historia el alcazar sirvió de inspiración en algunas de las películas de Walt Disney más icónicas.

Inicio

Alcazar de Segovia (Castilla y León). Desde c/Cuesta de los Hoyos.

Continuamos itinerario, pero antes repostando en Segovia y deshaciendo el camino otra vez hasta Turégano pero por otra carretera con algunas curvas más N-110 y SG-P-2222. Copiando este tramo del que hicimos en el III DAEC 2019 (Desafío Ancha es Castilla).

https://rozacunetas.wordpress.com/iii-desafio-ancha-es-castilla-2019/

Llegados a Turégano iremos dirección Veganzones por la CL-603, seguimos por la SG-231 y la primera intersección a la derecha tomamos la SG-V-2311 dirección Rebollo y desde esta localidad SG-V-2313 y SG-V-2512 hasta la siguiente parada de la ruta en la villa de Pedraza.

¡Atentos! Este es uno de los mejores tramos del día. Por paisaje y trazado de la carretera. Lo resumiría como un rato gozoso.

Castillo de Pedraza (Segovia-Castilla y León) desde un tramo de la SG-V-2512.

En las últimas curvas a escasos 2 kilómetros aparece ante nosotros la visión de un gran mole pétrea sobre un cerro, es la parte posterior del castillo de Pedraza, que corona un fantástico paisaje, que sorprende en estas fechas estivales por el verdor que exhibe.

Pedraza es una localidad medieval amurallada, cuyo único acceso se da por la puerta de la villa, cuyos orígenes se remontan al s.XI. El muy cuidado entorno fue declarado conjunto histórico en 1951.

La villa fue propiedad de los Contestables de Castillas, que se asentaron allí, siendo el lugar sitio de paso para grandes personalidades, como artistas, nobles y monarcas. En el siglo XVI y XVII tiene lugar la época de mayor esplendor del pueblo, y es de cuando datan la mayor parte de casas y palacetes, pues muchos nobles y mercaderes edificaron en el interior de las murallas. Esta prosperidad fue debida, entre otras cosas, a la exportación hacia el norte de Europa de la lana de sus rebaños de ovejas merinas y a sus excelentes tejidos, capaces de competir con los mejores que se elaboraban en Flandes.

https://viajesymapas.com/espana/cyl/segovia/que-ver-en-pedraza/

Inicio

Castillo de Pedraza (Segovia-Castilla y León).

Nos centraremos en el castillo levantado en el s.XIII y reformado en el s.XV por la familia Velasco, los condestables de Castilla, otorgándole la estructura que ha llegado hasta nuestros días. A principios del s.XX se encontraba en ruinas. Por aquel entonces, el pintor Ignacio Zuloaga lo compró y restauró, instalando en una de sus torres un taller de pintura. Hoy, en una de las torres es visitable el Museo Zuloaga que contiene varias de sus obras junto a las de otros maestros.

http://museoignaciozuloaga.com/es/el-castillo.html

Alguno me preguntaréis ¿y no cuentas ninguna historia del castillo? ¡Venga ahí va una!

Tras la batalla de Pavía, el 25 de febrero de 1525. El rey Francisco I de Francia cae en manos de las tropas imperiales de Carlos I, es llevado preso y encarcelado en Madrid obteniendo su libertad firmando el “Tratado de Madrid”, pero con el fin de asegurar que cumpliría lo estipulado mandó en calidad de rehenes a España a sus dos hijos, Francisco (Delfín de Francia y duque de Bretaña) y su hermano Enrique (duque de Orleáns). Que durante cinco meses escasos fueron huéspedes obligados en el castillo de Pedraza. Para ellos se abrieron las puertas el 18 de mayo de 1529. Venían acompañados los príncipes por amplio cortejo de servidores así como del personal que les custodiaban.

Moto de Miquel Silvestre

Como anécdota del día, a las puertas del castillo se encontraba apoyada en su pata de cabra la moto de la foto que precede este texto, una BMW Urban GS. Como curioso que es uno, me di una vuelta al rededor suyo y el modelo, las pegatinas de publicidad insertas en su carenado, me llevaron a reconocerla de haberla visto en la feria Vive la Moto de Madrid de 2018, en el stand de Wunderlich.

https://www.miquelsilvestre.com/reportajes.php

Posteriormente y gracias a la magia de las redes sociales, el mismo Miquel Silvestre me confirmó en persona, su presencia ese día en Pedraza y la propiedad de dicha Urban GS la llamada Etérea .

Tras tan grata coincidencia, en escasos 20 kilómetros atravesando antes la localidad de La Velilla y tomando la SG-P-2322, tenemos el siguiente castillo a fotografiar, el Castillo de Castilnovo.

Castillo de Castilnovo (Segovia-Castilla y León).

Agazapado entre un bosque de sabinas y enebros junto a una espesa vegetación, al bajar una cuesta con curva a la izquierda, nos sorprenden dos de sus seis torreones, uno circular y otro de planta cuadrada.

Su construcción inicial se remonta al s.VIII en tiempos de Abderramán I, primer Emir independiente de Cordoba, de la dinastía Omeya destronada del califato en Damasco. Lo que hoy podemos atisbar, puede datar de los siglos XII y XIII.

Propietarios e inquilinos que van renovando y agrandado el castillo son algunos ya conocidos nuestros de esta ruta, el rey Juan II de Castilla, el Contestable de Castilla Álvaro de Luna que lo recibió del anterior, Enrique IV, Fernando el Católico quien crea el señorío de Castilnovo, la reina Juana “La loca” y también alojó a los príncipes hijos de Francisco I durante su tourne como rehenes del “Tratado de Madrid”.

Durante los siglos se acometieron remodelaciones y ampliaciones. Uno de sus últimos propietarios, el Marqués de Quintanar ya en el s.XX, manda colocar ventanales neogóticos y un pórtico en el patio.

En los años ochenta, los Marqueses de Quintanar lo vendieron a una asociación hispano-mexicana, llamada Castilnovo S.A., que durante los años 2000 amplió su espacio con un gran salón y una biblioteca española y mexicana. En el año 2016, el castillo salió a la venta por 15 millones €, siendo la propiedad más cara de la Comunidad Autónoma de Castilla y León. A la muerte del último propietario, el castillo fue quitado de la venta para pasar a ser ofrecido en alquiler.

Castillo de Castilnovo (Segovia-Castilla y León).

Parece que vamos avanzando y estamos a falta del último tercio de esta “aventura”. A 15 kilómetros de Castilnovo encontramos la muy turística localidad de Sepúlveda. Tiene castillo “escondido”, bueno unos restos que se pueden ver detrás del edificio del ayuntamiento que lamentablemente han perdido interés, pero aún así es parada obligada. Sobretodo si venimos por la SG-232, tras trazar una zona divertida de curvas aparece ante nosotros un mirador que nos proporcionará la foto más típica de esta villa. La cual cruzaremos por debajo, ¡si por debajo!, por un túnel de 310 metros que horada la roca y nos lleva al otro lado del pueblo sin pasar por el casco histórico.

Sepúlveda (Segovia-Castilla y León).

Pasado el túnel y al llegar a la altura de Hotel Rural Puente del Duratón giraremos a la izquierda donde subiremos por la SG-241 junto al inicio del parque natural de las Hoces del Duratón, donde tras una ligera subida podemos ver inicio de las Hoces del río Duratón que durante 27 kilómetros discurren encajonadas en un cañón que se ha excavado en el sustrato calizo. Donde anidan una importante reserva de buitres.

https://www.turismocastillayleon.com/es/rural-naturaleza/espacios-naturales/parque-natural-hoces-rio-duraton

Sepúlveda (Segovia-Castilla y León). Hoces del rio Duratón.

La carretera SG-241 no tiene un maravilloso asfalto, pero a mi me gustan estas carreteras ratoneras y algo descarnadas. Y para mejorar la experiencia en el pilotaje en el primer cruce a la izquierda, tomaremos la SG-V-2411. No os voy a engañar, no deja de ser una pista asfaltada sin ninguna señalización de pintura. Esta bacheada, en algún tramo vas dando botes. Lo bueno que no te encuentras a nadie y claro la aventura es la aventura. Pero son escasos 20 kilómetros para presentarse en San Miguel de Bernuy y por la SG-V-2425 que está mejor otros 9 kilómetros y voila aparece Fuentidueña.

Antes de seguir con el tema castillos, os haré una recomendación en la localidad de San Miguel de Bernuy tenemos la posibilidad de alquiler de piraguas y disfrutar de un tramo de las Hoces de rio Duratón entre escarpadas paredes, buitres más grandes que la piragua sobrevolandote. Todo no va ha ser remar tenemos una playa fluvial con chiringuitos donde “repostar”.

Mi recomendación para alquilar piraguas en San Miguel de Bernuy, donde Ana y sus chicos os atenderán de maravilla es:

https://vencinautic.com

Fuentidueña (Segovia-Castilla y León). Puente medieval.

El castillo de Fuentidueña conforma un conjunto de edificaciones dispersas de edificaciones, torres y muros, restos posiblemente del s.XII, situados en la parte alta de un amplio recinto amurallado, teniendo una función de alzázar como último reducto defensivo, en caso de que fuera atacada la población. Ocupa una superficie aproximada de 5.000 m², en un terreno con muchos desniveles. Dentro del perímetro podemos encontrar restos de una necrópolis medieval.

Cruzando el puente al otro lado del río podemos encontrar una zona recreativa con un agradable césped, sombra, un bar y un restaurante-asador. Suficiente para el reposo del motero. Resumiendo, aquí me comí el bocata.

Fuentidueña (Segovia-Castilla y León). Cerco amurallado.

Ya estamos en los últimos kilómetros de la ruta de castillos segovianos, 30 kilómetros hasta Cuéllar. Volvemos a cruzar el puente y atravesar Fuentidueña y a la salida, giramos a la derecha SG-V-2423, la emoción de la subida y las 4 curvas que se pueden tomar con alegría, puede hacernos perder la mejor vista del recinto amurallado.

https://www.terranostrum.es/turismo/ruta-villa-de-fuentiduena

Tras atravesar 4 pequeñas localidades, llegaremos a la villa municipio de Cuéllar, donde cerraremos este “circulo” de castillos que hemos programado unir en una sola ruta. Las últimas almenas que asaltará nuestra cámara fotográfica serán las del Castillo-Palacio de los duques de Albuquerque, una mezcla de estilos constructivos que van desde los siglos XII al XVIII, con predominio de gótico y renacentista.

Cuéllar se asienta sobre el río Cega, de gran importancia en época medieval, declarada conjunto histórico-artístico por su gran riqueza en arquitectura mudéjar (estilo desarrollado en algunos reinos de la peninsula ibérica entre los siglos XII y XVI, incorpora influencias, elementos o materiales hispano-musulmanes. Su base principal es el ladrillo).

Castillo-Palacio de los duques de Albuquerque (Segovia-Castilla y León).

Entre sus paredes se ha escrito más de una linea de la historia de Castilla.

Su recinto amurallado es descrito en documentos del rey Alfonso X El Sabio en el siglo XIII. A principios del s.XV, el poderoso Condestable de Castilla Don Alvaro de Luna (no me extraña que le dieran matarile, este tío se metía en todas partes), es su propietario y Señor de Cuéllar, se cree que es el precursor de se actual trazado.

Tras el ajusticiamiento del condestable, el castillo pasa a manos del rey Juan II de Castilla quien lo entrega a la entonces Infanta Isabel, futura reina Isabel I La Católica, pero su hermanastro al subir al trono como Enrique IV, concede el castillo y la villa de Cuéllar a su valido Don Beltrán de la Cueva, del cual se creía que era el padre de la hija del rey, doña Juana llamada despectivamente la Beltraneja por los partidarios de Isabel. Pero éste mantuvo su señorio y castillo por servicios a Isabel, tales como la defensa de sus derechos en la Batalla de Toro contra los portugueses dentro de la Guerra de Sucesión castellana.

En los siguientes siglos, los descendientes de don Beltrán ampliarán y embellecerán el recinto.

No tenemos noticias relevantes de Cuéllar y su castillo hasta el s.XIX, en 1808 asoman las primeras tropas francesas a la localidad, que son desalojadas por el General Cuesta, desde este momento la villa pasa por diferentes manos.

En 1812 tras la Batalla de Arapiles, llega el general Arthur Wellesley, Lord Wellington, con un importante número de soldados británicos, alojándose en el castillo.

En enero de 1813, los franceses vuelven a ocupar Cuéllar y en el castillo se hospeda el General l Joseph Lépold Sigisbert Hugo (padre del famoso escritor Víctor Hugo).

Los siguientes años ya son de paz y quitando la presencia del escritor Jóse de Espronceda en 1834, donde fue destinado por servicio en la Guardia Real y donde comienza a escribir su novela histórica Sancho Saldaña o el castellano de Cuéllar.

A finales del S.XIX el castillo se encuentra prácticamente abandonado. No dándole uso hasta 1938 como penal y temporalmente como sanatorio de tuberculosos, en 1966 cesa su uso como centro de reclusión.

En 1972 gracias a la Dirección General de Bellas Artes, se realizan arreglos y se le da un empeño más digno como Centro de Formación Profesional F.P.

En la actualidad aloja entre sus muros el Instituto de enseñanza secundaria Duque de Alburquerque y desde 1999 es sede oficialm la Fundación del Archivo Histórico de la Casa Ducal de Alburquerque.

También se encuentra en su recinto la Oficina de Turismo de Cuéllar. Actualamente el castillo incluye visita teatralizada.

NewHome

Castillo-Palacio de los duques de Albuquerque (Segovia-Castilla y León).

Hemos terminado la ruta, si has llegado leyendo hasta aquí felicidades y muchas gracias. Esperamos que hayas disfrutado y el gusanillo de rutear, la aventura, la historia, llamen a todas ellas a tu puerta.

Una crónica + fotos Albert Roldán©

Un febrero atípico, en un extraño 2020. Episodio 2

El febrero de 2020 nos abrió una ventana de inusual buen tiempo y como no podía ser de otra forma aprovechamos todo lo que pudimos. Nuestra segunda gran salida la planteamos para rescatar unos cuantos puertos que teníamos pendientes, y repetir otros cuantos que nos traían buenos recuerdos.

Como suele ser normal salimos desde la ciudad de Valladolid dirección sur, en busca de las sierras, los puertos y las curvas. Atravesamos el “mar de pinares” desde la localidad segoviana de Cuelllar, parando para tomar un café en la muy noble y muy motera Villa de Catalejo para quitar el frío mañanero.

Y como pensaba en voz alta Rubas, “después de aproximadamente una hora por aburridas carreteras en línea recta me sorprende gratamente un pequeño tramo paralelo al río Cega entre el pueblo de Rebollo y Pajares de Pedraza, parece que empieza lo bueno“.

Lo bueno comenzaba cuando atacamos la cara norte de la Sierra de Guadarrama por el Puerto de Navafría, que transcurre por el pinar del mismo nombre, el Pinar de Navafría obviamente.

El día estaba soleado y la luz se filtraba entre las ramas, dificultando la visibilidad. Por lo general este puerto lo solemos pasar de sur a norte, pero esta vez ha sido al revés. La subida por la cara norte no ha sido de nuestro agrado, el firme tiene irregularidades, más de un bache, alguna grieta, zonas descarnadas, otras llenas de agujas de pino, zonas húmedas y bastantes ciclistas. La experiencia no ha sido del todo satisfactoria. No hemos podido subir a ritmo constante.

Llegados a la cima que es el límite entre las Comunidades Autónomas de Castilla y León y la de Madrid. El firme mejora considerablemente. Pero en las bajadas yo no disfruto lo mismo que en las subidas.

Puerto de Navafría. Entre las Comunidades Autónomas de Castilla y León y Madrid.

Descendido el puerto, nos encaminamos dirección Rascafría, donde deberíamos tomar la carretera a Miraflores de La Sierra, pero o no “leímos” bien las señales o estábamos empanados por el tráfico denso en la zona (los fines de semana sueltan a los madrileños de la capital y llegan hasta donde se acabe el asfalto), pues terminamos subiendo el entretenido (por las curvas) Puerto de Cotos con sus casi 700 metros de desnivel en 12 kilómetros. Por cierto el asfalto impecable, lastima que a la vuelta el tráfico nos corto el ritmo.

Una vez en la cima de Cotos, dimos media vuelta y nos toco deshacer el camino hasta Rascafría, donde esta vez, si que fuimos capaces de ver la desviación.

Precisamente Rubas opinaba del siguiente tramo a recorrer: “La subida de Rascafría al Puerto de la Morcuera, una pasada, con Roland en cabeza subimos a buen ritmo. Desde aquí la bajada hasta Miraflores de la Sierra la disfrute muchísimo, en las dos ocasiones que he estado por aquí es un tramo que me incita a darle caña, jejeje“.

Posteriormente pasamos a encarar el Puerto de Canencia, una agradable subida de 16 kilómetros, que en esta segunda vez que la subíamos los roZacunetas, no nos despertó la misma admiración que nos produjo hace casi seis años cuando compartimos ruta con el Club Bandit España y donde Rubas se marco una épica subida con su v-strom.

https://rozacunetas.wordpress.com/fotos/fotos-rutas-2014/ruta-bandida-por-la-sierra-de-madrid-junio-2014/

Antiguo Centro de Comunicaciones por Satélite (CCS) de Buitrago. Telefónica.

Nuestra ruta continuaba por la zona del Valle Alto del Lozoya, donde nos topamos con las antenas enfocadas al infinito, del antiguo Centro de Comunicación de Satélites (CCS) en el término de Buitrago de Lozoya.

A las afueras de la localidad de Buitrago, paramos a repostar y desde la estación de servicio, pudimos contemplar un trozo del lienzo de las murallas de la villa. Lo normal hubiera sido sacar unas fotos y curiosear por los alrededores, pero el programa de ruta era apretado y teníamos muchos kilómetros por delante.

De todas formas queda apuntada en la agenda, para un proyecto de ruta de castillos por la Comunidad de Madrid.

https://www.buitrago.org

Pasado más de medio día y ya nos encontrábamos a las puertas de uno de los puertos que buscábamos con más interés.

La subida al Puerto de la Hiruela, desde la localidad de Montejo de La Sierra siguiendo la M-137 en dirección a la población de la Hiruela. Cerca de la cima del puerto hay la posibilidad de tomar una desviación a la derecha en dirección a Puebla de La Sierra M-130 para atacar el puerto del mismo nombre que se adentra dentro de la llamada Sierra Pobre de Madrid, de la que ya contamos hace unos años una interesante ruta aquí en roZacunetas.

https://rozacunetas.wordpress.com/sierra-pobre-de-madrid/

Pero volvamos a nuestro relato. El día era muy soleado la Sierra del Rincón se presentaba deslumbrante por la claridad de la luz ambiente, a lo lejos se vislumbraba un fondo de montes brumosos. La subida de 8 kilómetros fue rápida, sin apenas tráfico, con sensación de libertad y con un asfalto asequible para el pilotaje, un par de herraduras y rampas del 9% que nos dejaron a 1.478 metros de altura sobre el nivel del mar.

Cima del Puerto de La Hiruela (Comunidad de Madrid).

Ante la posibilidad de parar y la falta de tráfico, desmontamos para contemplar las vistas, sacarnos las fotos de rigor, para dar fé de la “gesta” acometida y saludamos a otros compañeros de ruta que se aventuraban desde la otra vertiente del puerto.

Cima del Puerto de La Hiruela (Comunidad de Madrid).

Cima del Puerto de La Hiruela en dirección al pueblo de La Hiruela (Comunidad de Madrid).

El siguiente objetivo del día, no fue otro que la imperiosa necesidad de comer y la parada se hizo en el pueblo de la Hiruela, considerado el ‘último’ pueblo de la Comunidad de Madrid y que sirve de límite geográfico con la provincia de Guadalajara por el noreste, ya en tierras de Castilla-La Mancha.

Lamentablemente no tenemos fotos de la localidad de la Hiruela. Enclavada en un apartado de la Sierra del Rincón, la localidad destaca por su arquitectura serrana de recias casas de piedra, rodeada de bosques del que parten rutas de senderismo. Pero gracias al milagro de internet, os podemos colgar un enlace para que os hagáis una idea…

Inicio

La Muralla China GU-194. (Guadalajara-Castilla La Mancha).

Aunque ya habíamos comido, el plato fuerte del día en materia motera llegaba precisamente en este momento del día. Entrados en tierras del noroeste la provincia de Guadalajara (Castilla-La Mancha), La Muralla China nos estaba esperando.

La Muralla China GU-194. (Guadalajara-Castilla-La Mancha).

¡Para, para!, estarás pensando sensato lector, ¿Muralla China? ¡Pues si! Así se llama. Algún inteligente motero (así queremos creerlo) decidió bautizar así a este tramo de escasos tres kilómetros de la carretera GU-194, muy deteriorados, donde desaparece el asfalto y surge una pista hormigonada que se retuerce por las orillas de un cañón sobre el rio Jaramillo, salvando pendientes del 18% en curvas casi imposibles solo de imaginar.

De vez en cuando, hay desprendimientos que llegan en ocasiones a provocar el corte de la pista, motivo por el cual debe recorrerse con precaución.

Como es lo lógico, antes de empezar tan singular tramo, paramos para contemplar y fotografiar la empresa a la que nos enfrentaríamos. Y aquí es donde vienen ni pintiparadas las reflexiones ene voz alta de Rubas:

Tras el repostaje en Buitrago de Lozoya carreteras divertidas hasta el bonito pueblo de La Hiruela, y es a partir de aquí cuándo empiezan esas carreteras comarcales sin ningún tráfico estrechitas y sin señalización horizontal que se disfrutan tanto, hasta que aparece ante nuestros ojos lo que para mí ha sido la joya de esta ruta, que nos ha descubierto Skooby, “El paso” de La Muralla China.

Son los 2,5 escasos kilómetros de ese característico asfalto de hormigón rayado, y esos petriles que bordean toda la carretera y que parecen las almenas de la Muralla China, y de ahí su nombre”.

La Muralla China GU-194. (Guadalajara-Castilla-La Mancha).

No cabe duda de que no es un tramo larguísimo, pero las sensaciones que producen el pilotar tu moto en un constante traqueteo producido por el rallado del piso encementado, el ir esquivando los restos de pizarra producidos por los desprendimientos que cubren algunos tramos, la dificultad técnica al tomar las curvas, marcan un recorrido con un sello muy especial que reportan una completa satisfacción motera.

A demás el entorno y la sensación de soledad y de estar en ninguna parte son un plus para acercarte hasta este rincón

Una vez sorteadas las paredes de La Muralla China, y tras parar más de una vez a fotografiar el entorno y a nosotros en acción, la GU-194 nos encaminó hasta el cruce con la GU-186, donde giramos a la izquierda adentrándonos en la zona de los Pueblos Rojos y Negros, dirección Majaelrayo.

GU-194 camino Majaelrayo (Guadalajara – Castilla-La Mancha).

Rubas en la GU-194 camino Majaelrayo (Guadalajara – Castilla-La Mancha).

Skooby en la GU-194 camino Majaelrayo (Guadalajara – Castilla-La Mancha).

Llegados a Majaelrayo, nos encontramos con la señal de Cerrado en el acceso al Puerto de la Quesera, sin dudarlo nos lanzamos a la aventura fuese esta la que fuese…

La versión real fue la siguiente: Ante esa visión decidimos entrar en el pueblo, preguntar por el estado de la calzada y tomar un algo antes de proseguir rutas. Por lo visto por las nevadas fue cerrado el paso entre Majaelrayo (Guadalajara-CLM) y Riaza (Segovia CyL), pero pasaron los días, llego el calor, desapareció la nieve, pero parece ser que olvidaron cambiar la placa.

La Quesera es un paso de montaña en la Sierra de Ayllón, entre bosques de hayedos (de los más meridionales de Europa) y bosques de tejos y frondosos pinares, son 28 kilómetros desde Majaelrayo a la cima, a 1.757 metros de altura y que todavía tiene un par de tramos encementados como los de la “Muralla China” y para daros una rápida descripción, volvemos a los pensamientos en alto de Rubas:

Un nuevo puerto para mí, la Quesera. Es una pena el deterioro del asfalto, con gravilla en algunas curvas (todos tuvimos algún pequeño patinazo) y muchos agujeros, hay que ir extremando las precauciones. Pero el paisaje y el recorrido merecen la pena sin duda.

Y hasta aquí lo divertido, ahora a disfrutar de las líneas rectas.

Una crónica+fotos de Albert Roldán© y los pensamientos de Rubas.